.

Qué es el storytelling y cómo aplicarlo al marketing inmobiliario

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

carlos rentalo historias inmobiliarias

¿Has hablado últimamente con un niño? Fíjate en cómo ellos nos cuentan su día a día. ¿Sabes lo que me ha pasado hoy en clase? ¡Mira lo que hizo fulanito! Mamá me ha contado un secreto.

Claro. Te llega un niño con estas interrogantes, y esa expresión de "buff, tengo algo superimportante que contarte, y se trata de un secreto que me han dicho que no puedo contar a nadie".

Amigo mío, has sido estoriteleado. [Vale sí, me acabo de inventar el palabro y vas a ir a la RAE a chivarte ;)]

El niño ha llamado tu atención; te cuenta esa historia con pasión, con una gestualidad -inconsciente- que te atrapa. Y si por lo que sea no termina el relato, te quedas con las ganas de saber cuál sería su final.

Es el viejo oficio de contar historias.

Nos chiflan las historias. Nuestra naturaleza demanda historias:

- Si te encuentras con un colega inmobiliario, y quieres impresionarle, estableces un relato de tus novedades.

- En un evento inmobiliario cuentas tu última "gran" captación;

- Cuando hablas de un hobby o de tu vocación a alguien que no sabe de ello;

...En las situaciones más cotidianas brotan las historias de nuestra mente. En nuestro subconsciente todos llevamos de serie un narrador.

Los inmobiliarios tenemos siempre sobre nosotros la tentación de dejarnos arrastrar por la tónica y las tendencias dominantes del sector. Mi reto es que miremos más allá, kilómetros más allá de nuestras narices.

¿Cuál es el objetivo que persigues contando las historias que cuentas? Si te paras a pensarlo bien, tenemos un objetivo claro: entretener a la otra persona, convencerla de que esto o aquello es extraordinario (o todo lo contrario).

El storytelling es el arte de contar historias que cautivan y convencen

.

Cautivar y convencer. Las dos llaves maestras con las que debes jugar, storyteller, para convertirte en el mejor agente inmobiliario.

¿Cuáles son los ingredientes mágicos para narrar buenas historias?

Érase una vez...

¿Te acuerdas de cómo comenzaban los cuentos? Sí. Érase una vez ...

Ante ti, una gran promesa: algo interesante que ya quieres saber cómo sigue.

Érase una vez... en algún tiempo, verdadero o simulado. Punto número dos.

Da igual que el Rey León no fuera verdad; lo que nos gustaba es que podía ser verdad; lo mismo que en ese cuento era el Rey León podría ser... cualquiera. ¡Hasta yo mismo!

De pequeño no te das cuenta de estos matices. Seguro que a partir de hoy, estarás más atento, sobre todo si tienes niños pequeños en casa.

La vida es como una caja de bombones

Que levante la mano quien no ha visto Forest Gump. ¿Sí, verdad? Ahora vamos a darle la vuelta a la historia: desde que aparece Tom Hanks en pantalla hasta que resuelves el dilema de qué hace un hombre en un banco sentado hablando de su vida, ¿qué hay en medio?

Exacto. El entramado de la historia. Avanza, tienes flashbacks -el mejor flashback de la historia del cine, en mi humilde y no experta opinión, es la intro de Apocalipsis Now, que también es un storyline para analizar-, elipsis temporales, avances en la trama...

Todo ello tiene una meta: hacer que la historia sea creíble. Nos conduce por ella hasta tenernos en el punto de querer saber cuál es el final.

El héroe está en camino

¿Alguno ha leído la Biblia? ¿o el Corán? ¿O a los mitos clásicos? Me dirás: "Carlos, esto qué tiene que ver con la religión y las creencias".

Más de lo que pensamos, si nos paramos a pensar. Porque...¿qué son todos ellos? Me refiero a su forma abstracta.

Cuentos. Leyendas. Historias (algunos dirán que para no dormir). Y todas tienen un elemento en común: hay un héroe, alguien que se erige como defensor de una alta idea. A él acuden o él vence.

Volvemos al principio. No son historias reales, narradas tal cual, pero sí tienen visos de realidad. Pudieron ocurrir. Probablemente sean un compendio de retazos de muchas vidas de las que se extrae una idea principal. Y esa es la que se defiende.

Al final... todo se precipita

Y de su defensa, se obtiene una conclusión del hecho. Una moraleja. Una sabiduría. El poso que vas a dejar.

Storytelling inmobiliario o el arte de narrar historias que cautiven para asesores inmobiliarios

Vale, Carlos. Me gusta lo que me propones. Pero, ¿cómo consigo aplicar todo eso en el marketing inmobiliario?

Para iniciarnos en esto del storytelling inmobiliario, os propongo un sencillo ejemplo práctico. Un pequeño desafío para que rompamos el hielo y comencemos a disfrutar del poder las palabras.

Coge un papel, un bolígrafo y escribe a mano en la parte superior, como título: «Breve autobiografía del mejor agente inmobiliario».

¿Ya? Ahora, como subtítulo, añade: «El mejor día de mi vida como agente inmobiliario».

Rememora, cuenta, describe, narra un acontecimiento feliz de tu vida como inmobiliario.

¿Necesitas tiempo? No te preocupes. Te dejo a solas con tus pensamientos y tus recuerdos. Cuando lo tengas preparado, sigue leyendo.

¡Esto solo es el principio!

[Para quienes vais a seguir leyendo dejando a un lado mi propuesta de reto]

¿Sabes cuántos años vas a vivir?

Pues según relata el libro "La Ciencia del Lenguaje", puedes hacer un cálculo muy aproximado de cuán longeva será tu vida... según tu lenguaje.

Si eres una persona positiva, que enfrenta la vida con optimismo, con ganas de hacer cosas, de crece constantemente... ¡enhorabuena! Vas a vivir más años con respecto a tu antagónico.

¿Te preguntas si esto es real? Echa una ojeada al libro y después intercambiamos ideas.

El misterio reside en el lenguaje. Así es. En cómo lo utilizamos para expresarnos en nuestro día a día; y sobre todo, para hablar de nosotros mismos.

[¿Todos reenganchados? Genial. Seguimos.]

Su diagnóstico es muy rotundo: cuantas más palabras positivas utilicemos, y con más intensidad, más longevos podemos llegar a ser.

Según parece, nuestro cerebro tiene cierta propensión o debilidad por las emociones positivas como vehículos para construir instantes positivos; y estos dan forma a cómo interpretamos el mundo; lo que a su vez influye en cómo percibimos lo que nos rodea (personas, hechos, situaciones...), y ello deriva en un bienestar... o en un malestar.

Porque, ojo, todos tenemos un pequeño Dark Vader en nuestro interior que trata de adueñarse de nuestro positivismo mediante las palabras.

 

carlos rentalo neuromarketing

Esto es lo que llaman neuromarketing, y su instrumento preferido, el copywriting. Que traducido al castellano que nos alimenta, sería algo así como el arte de hacer que las palabras emocionen al cerebro.

Volvamos al ejercicio. ¿Lo tienes delante? Vale. Ahora leélo.

¿Emocionado? Lo sé. Parece que es otra persona, que no eres tú. Pero sí.

Si eres capaz de emocionarte a ti mismo con una historia que has vivido, que conoces, ¿qué no podrás conseguir cuando te enfrentas a una venta de una vivienda?

¿Cuántas historias similares has conocido en toda tu vida?

Carlos Rentalo storytelling inmobiliario

Todos estos recursos están en nuestro interior. Hoy disponemos de medios al alcance de todos para canalizar todo este conocimiento hacia nuestra marca personal.

¿Quiénes son los bloggers que sigues? Aquellos que te transmiten cercanía, igualdad, conocimientos, situaciones más o menos íntimas de las que han aprendido algo.

Lo mismo nos ocurre con las redes sociales. Hay muchas agencias inmobiliarias que postean y postean como autómatas. ¿Qué impacto tienen? Ninguno.

En cambio, personas que aportan un toque de color en el universo gris, esas sí son capaces de llegar a millones de personas de todo el mundo. Todo se reduce a emociones.

Carlos Rentalo storytelling

Abandona de una vez por todas lo racional y pásate al marketing emocional. Esto es comunicar. Esto es el marketing inmobiliario.

Y recuerda: la mejor historia jamás contada es aquella en la que todo parece improvisado, pero todo está milimetrado.

¿Cuál es tu historia?

¿Recuerdas las 3 charlas TED que todo agente inmobiliario debe ver al menos una vez en su vida? Vuelve a verlas otra vez, y dime: ¿las miras con otros ojos?

Follow

    About the Author

    Mi nombre es Carlos Rentalo. Soy director de marketing de CENTURY 21 España y Portugal. Vivo en Madrid. Soy asturiano y mi objetivo es dejar huella en el mundo inmobiliario.

    Leave a Comment:

    Leave a Comment:

    Recibe GRATIS una Guía de Mejora de Anuncios Inmobiliarios 

    x