.

Category Archives for "Marketing Inmobiliario"

carlos rentalo blog

Mi método para atraer prospectos inmobiliarios

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

carlos rentalo blog

Tan importante es el contenido como la forma que le damos.

Haz memoria. ¿Qué conversaciones recuerdas con mayor viveza?

Ahora te pregunto: ¿por qué crees que la recuerdas?

Seguro que cuando eras un “guaje”, asistías a clases muy interesantes de Historia… pero qué historia.

Lo de los reyes Godos tenía su miga, pero algunos de los profesores explicando mates o historia… mira, casi me vuelve la somnolencia de entonces.

De vez en cuando, nos topábamos con genios de la escena, capaces de convertir la literatura en una pelea de gallos de ingenio, por ejemplo.

Ambos decían lo mismo. Pero no de la misma forma.

Aquí es donde quiero que nos detengamos hoy. En cómo utilizamos el lenguaje.

La comunicación es un arte. Toda obra de arte se interpreta por su contenido y su continente. 

¿Qué tipo de lenguaje utilizas tú en tus acciones de captación inmobiliaria?

Me interesa mucho investigar qué lenguaje empleáis todos los #superagentes inmobiliarios para llevar el éxito a vuestras agencias.

Y por supuesto, quiero conocer qué lenguaje ha dominado la conversación que ha derivado en desastre.

Parto de la hipótesis de que quizás, y digo quizás, el lenguaje, la expresividad ha tenido algo que ver.

¿Te animas? Tómate tu tiempo para pensar en tu experiencia y plasmarla en los comentarios. O si te sientes más cómodo, por cualquier otra vía privada:

Facebook Messenger

Grupo de Superagentes en Facebook

Mi correo personal

Según mi experiencia, cuando utilizamos un lenguaje positivo, además de acompañarlo con una expresividad que corrobore el mensaje emitido sonoramente (el otro, lo llaman comunicación no verbal), la receptividad del cliente vendedor comienza a abrirse.

Utiliza frases, palabras, expresiones agradables. Te escucharán con mayor predisposición y confianza.

Elegir la palabra adecuada en el instante preciso en el tono y la expresión idónea te puede abrir la llave a una captación inmobiliaria.

Y esto ya es un logro.

Que, por supuesto, y aquí viene lo difícil, requiere de todo un trabajo previo.

¿Sobre qué, Carlos?, te estarás preguntando.

En primer término, estudiar y hacer propio el lenguaje que utilizan tus clientes objetivo.

Y sí, estoy hablando de la escucha activa. Otra vez. ¡Pero es que es elemental, mi querido Watson!

Voy más allá. Una vez te has empapado de cómo habla tu cliente, ¿por qué no lo pones en práctica? Por supuesto, también en la escrita.

¡Ojo! Sin perder el norte que es tu marca personal como agente inmobiliario. Si no te refleja, no te sirve.

Sí, también hay que pensar, investigar, analizar para utilizar adecuadamente las palabras claves por las que queremos que nos identifiquen y encuentren.

¿Quieres saber cómo lo hago yo? Entonces sigue leyendo.

Claves del lenguaje positivo para captación inmobiliaria 

Mejor poco de calidad que mucho indiferente.


Click to Tweet
Para que este frasco pequeño de buena esencia inmobiliaria dé frutos, hay que trabajar día a día.

Este es mi método.

Una vez he investigado y analizado las necesidades de mi público objetivo, sus expectativas y cómo las expresa, me confecciono una lista con toda esta información.

Cada elemento, va etiquetado con una de las soluciones que yo puedo aportarle, y lo relaciono con una palabra clave principal, algunas long tail, expresiones positivas (verbos, nombres, datos, curiosidades) que pueden ayudar a romper hielos, y finalmente, las temáticas que se pueden abordar para afrontar argumentos en contra.

¿Para qué hago todo esto? Como explica Cristino Torío en nuestra última cita de Café Inmobiliario, me ayuda a construir argumentarios sólidos, preparar la comunicación integral.

¿Supone eso que actúo como un autómata? ¡Ni mucho menos!

Para que la conversación fluya según los cauces esperados, tenemos que estar permanentemente atentos a cómo reacciona el interlocutor. Si tu interlocutor comienza a mostrar signos de que no entiende lo que se le explica, busca ejemplos, figuras retóricas sencillas y visuales para que vea tu honestidad.

Comunicar para influir = conseguir objetivo

A esto lo llamo lenguaje imán. Con él...
  • Liderarás equipos de agentes inmobiliarios (porque les inspirarás)
  • Captarás prospectos con mayor facilidad
  • Estarás en modo venta de vivienda desde el segundo 1 del contacto
  • Impactarás en el resto de la profesión.

Al menos, esto es lo que a mí me ha aportado.

El lenguaje mal empleado creará un muro entre tú y tu cliente inmobiliario.

Al principio te resulta complicado, porque arrastramos muchos vicios. Pero poco a poco como el artista esculpe el barro tú adoptar as estas estructuras en tu lenguaje habitual.

Mi método para atraer prospectos inmobiliarios con el lenguaje

1. Frases y lenguaje implicativo

Supongo que te habrás fijado. Cuando quiero animaros a ver algo por vosotros mismo que creo bueno para vuestro desarrollo profesional como agentes inmobiliarios, expongo un hecho que es obvio e identificativo para ti.

Mi objetivo es activar tu mente. Crear un estado de receptividad.

Pura psicología. Escuchamos más argumentos con los que nos identificamos o sentimos cierta cercanía.


2. Lecturas mentales de la situación

Tiene mucho que ver con estar atento a todas las reacciones y a todo lo que dice el cliente. Si sabes escuchar, obtendrás información valiosísima para utilizar como contraargumento y desarmarle con una finta elegante.


3. Establecer causas-efecto


Que vivas hoy x te deriva en y. E Y  se convierte en causa de z que es la necesidad real de tu cliente.

No sé si lo notas, pero es una de las estructuras que más utilizo ;).



4. Utilizar las conjunciones inteligentemente.


Y suma, o resta. Te ayuda a enlazar argumentos de refuerzo del mensaje para resaltar la consecuencia del mismo durante el proceso de captación o venta inmobiliaria.


5. El bello arte de controlar los silencios.


Cada argumento tiene sus tempos y cada cliente necesita un ritmo. Adáptate a ello y seguirás picando en su muro de reticencias.


6. Los verbos y  los nombres


Se dice que los nombres tienen más fuerza, pero, para mí, verbalizar guarda una fuerza, un empaque a la comunicación sin parangón.


Y ahora, tu turno. ¿Cómo utilizas el lenguaje en tu día a día? ¿Qué dificultades te encuentras? ¿Sigues un método propio? ¿Tú también te has enamorado de la PNL? Conversemos

¿Whatsapp para mi agencia inmobiliaria?

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

Que levante la mano quien no ha intercambiado información con otro agente inmobiliario, respondido preguntas de los clientes vendedores en tiempo real, enviado confirmación de las visitas a los clientes compradores y muchas cosas más.

¿Cuántos días no llegas a la oficina y ves en el correo electrónico un tema urgente que podrías resolver con una conversación a tiempo?

Exacto.

Actualmente, los mensajes instantáneos que recibimos en WhatsApp están ganando terreno a la hora de comunicarnos. Los correos electrónicos siguen pero con la rapidez de nuestros días no podemos leerlos con tanta frecuencia.

Algunos correos electrónicos pueden quedarnos perdidos entre tanta información y promociones que recibimos. Cada vez más las personas, configuran las alertas de su móvil para recibir las notificaciones de Whatsapp pero no de su correo electrónico.

Whatsapp como herramienta de marketing inmobiliario.

Más del 98% de los smartphones de España tiene instalado la aplicación de WhatsApp. Además, según los últimos estudios, preferimos usar el chat a las llamadas telefónicas para nuestras comunicaciones diarias. Por ello, ante este panorama, no es de extrañar que las agencias inmobiliarias se planteen hacer marketing en WhatsApp.

Vamos a hacer un análisis retrospectivo. Quiero que te metas en la piel de tu futuro cliente. Te va a buscar online.

¿Hay opiniones sobre tu servicio? ¿Qué dicen?

Quizás que estuviste siempre disponible cuando tuvieron una duda, que siguen en contacto contigo y que has ayudado a otros conocidos.

Esto es ficción, pero es una ficción factible.

Whatsapp ha llegado para quedarse. Y se ha convertido en una herramienta más en nuestro día a día como agentes inmobiliarios.

Porque Whatsapp ya es una auténtica red social. Un medio de intercambio de información. Un canal de contacto.

¿Privado? ¡Claro! ¿Quién dice lo contrario?

Pero ojo. ¿Tienes en tu página web un teléfono móvil de contacto? ¿Y ese número dispone de canal de Whatsapp? Entonces ese número ya no es privado.

Si te contacta un posible interesado porque ha visto tu página web y te envía un mensaje por Whatsapp, tienes dos opciones: dejarlo pasar o utilizarlo para saber hasta qué punto está interesado.

¿Te pide información sobre una vivienda en tu cartera? Dásela con información y asertividad.

Nunca pierdas tu objetivo de vista. Podemos generar interacción, e incluso atracción. Pero el camino no puede ocultar la meta.

Esa simple acción puede resultar en nada... o en un contacto directo que te dé la oportunidad de cerrar una visita a la inmobiliaria, para conocer mejor al cliente y cualificar su interés. ¿Cerrada por Whatsapp? Sí, siempre que haya una conversación detrás, una confianza entre ambos.

Una respuesta atenta, en cualquier medio, genera una buena impresión. En ambos lados de la comunicación. Piénsalo. 

¿Para qué puede servir Whatsapp en tu agencia inmobiliaria?

Utilizando está aplicación podemos realizar envíos de nuevas captaciones, bajadas de precio, comunicar noticias, eventos o cualquier otro tipo de comunicación “masiva” o personal. Sin embargo, tenemos que tener claro que está aplicación no sustituye al email y por lo tanto, no se puede convertir en spam. Ya que si lo hacemos, no solamente generaremos una mala reputación de cara a la agencia inmobiliaria, sino que también WhatsApp podría penalizarnos y bloquearnos la cuenta.

La clave para hacer marketing con WhatsApp es definir el mensaje que queremos transmitir, de manera que al cliente le llegue una información interesante. Aunque la aplicación no cuente con limitaciones de caracteres, debemos ser muy claros y concisos con el mensaje.

Es recomendable utilizar vídeo, imágenes o audio, de esta manera, nuestro mensaje podrá ser reenviado y pasará de un contacto a otro.
Para que el usuario pueda recibir nuestras notificaciones e informaciones, debemos contar con su autorización e intentar que nos agregue a su lista de contactos. Es importante interactuar con aquellos usuarios que previamente hayan contactado con nosotros.

La lista de distribución de WhatsApp es una buena funcionalidad para hacer marketing inmobiliario que ofrece la aplicación, ya que podemos realizar envíos masivos.

Cualquier usuario de WhatsApp puede crear una Lista de Difusión. En esta lista se deben incluir todos aquellos contactos a los que queremos enviar un mensaje. El mensaje llegará a cada uno de los contactos que están en la lista de una forma individualizada, los usuarios lo recibirán como si fuera una comunicación personal entre ambos. Sin embargo, debemos intentar que el usuario nos guarde en su agenda.

¿Vas a utilizar Whatsapp en tu agencia inmobiliaria? Ten esto en cuenta

Cuando introducimos una nueva herramienta para interactuar con nuestros prospectos inmobiliarios debemos ser conscientes de qué va a requerir.

Abrir Whatsapp como herramienta de atención al usuario genera un punto de interacción constante.

Piénsalo: cuando enviamos un Whatsapp, personal, queremos que la otra parte responda inmediatamente.

¿Qué ocurre si no hay una respuesta rápida? Aparecen las emociones negativas que no queremos que experimente un cliente en su relación con nosotros.

Frustración. Desatención. Inseguridad. Desconfianza.

Y todo el esfuerzo de años, tirado por el retrete.

¡Aquí no termina todo!

Porque si existe un riesgo a dejar una sensación de desarraigo en el cliente, más peligroso aún es generar una idea de invasión.

Por ello, ten presente que debemos ser una ayuda, un asesor, un referente. Pero nunca una molestia.

Siempre, insisto, siempre, pide permiso a tus contactos para enviarles información. Y no me refiero exclusivamente al teléfono. También con los correos electrónicos.

En ambos casos debemos mimarlos. Es nuestra marca personal la que está en juego. Además de toda la parte legal

No nos engañemos. Que Facebook haya pagado millones de dólares por Whatsapp tiene un por qué.

Hay millones de potenciales usuarios. Esos usuarios pueden estar o no en su red social (que sigue creciendo día a día).

Si realmente no utiliza Facebook, por elección, quizás sí utilice este canal de mensajería.

Y eso al final suponen nuevos potenciales usuarios para impactar.

No será una sorpresa para muchos de nosotros que en un breve espacio de tiempo Whatsapp se integre definitivamente con Facebook, del mismo modo que ahora ya está Instagram.

Las cuentas para empresas ya están a la vuelta de la esquina, y con ellas, el camino se despeja para la puja publicitaria.

¿De verdad crees que Facebook no tiene una visión clara de dónde está el negocio? Puedes quedarte fuera o aprovechar lo que ellos hacen para reforzar tu marca personal y tu imagen como agente inmobiliario profesional y diferente.

Jeff Bezos

3 lecciones que aprendí de Jeff Bezos

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

jeff bezos

Si yo te digo Jeff Bezos, tu mente vuela inmediatamente a Amazon. ¿Me equivoco?

Desde luego, el macroproyecto que está consiguiendo desarrollar este multimillonario de visión futurista -según algunos-, lo merece.

Sin embargo, Amazon es lo visible de toda una concepción de la vida y los negocios altamente inspiradora. Mucho más que el universo Apple.

Que los seguidores de Steve Jobs me perdonen.

Ambos han alcanzado el reconocimiento de grandes líderes, de grandes empresarios. Hoy quiero compartiros las 3 lecciones que he aprendido de Jeff Bezos.

Espero que te sirvan tanto como a mí en tu camino para ser el mejor agente inmobiliario.

Lección 1: Trabajo duro + pasión + voluntad de hacer historia

Menudo cóctel, ¿verdad?

Esta es la filosofía de trabajo que se ha impuesto este estadounidense de Albuquerque (y sí, yo también he pensado siempre en los Simpson, en los que él ha aparecido, por cierto).

Trabajo duro, sacrificio, capacidad de comprometerse con una idea. Más bien un sueño. El sueño de crear una empresa capaz de venderlo todo.

Para ello, desde luego sin pasión por lo que hace, nada habría ocurrido. Sí, probablemente fuera un éxito más. Pero no EL ÉXITO.

Y también alguna obsesión saludable. En su caso, por las matemáticas. En el mío… algo más mundano y no menos ambicioso… el marketing inmobiliario.

Eso sí. Lo más importante de todo: tener una meta clara en la cabeza. Y Jeff Bezos la tiene: hacer historia.

Esto me suena… porque, desde la humildad, profesionalmente aspiro a dejar huella en el marketing inmobiliario.

Lección 2: Cómo pasar de una tienda a un marketplace

¿Sabías que Bezos comenzó en esto de la venta online vendiendo libros?

Al principio, nadie apostaba por un modelo de negocio en el que sí, se proponía solucionar el problema del stock en las librerías.

Para sus detractores, era un espacio abocado a someterse al poder de la piratería.

No se equivocaban. Salvo en la visión de negocio de Bezos.

Siempre he creído que esta brillante mente mide cada paso que da con Amazon milimétricamente.

Sí, comenzó con los libros, en un momento en el que vender online suponía una reducción de costes para las pequeñas librerías.

Y su mente no se quedó ahí. Veía, y ve, a través de la bola del futuro, no porque tenga superpoderes, sino porque ha puesto su foco en algo (o alguien) que no muta: el cliente.

Atendiendo al cliente, y utilizando las matemáticas, ha sabido encontrar la fórmula para anticiparse. O lo que es lo mismo: innova de forma constante.

Año a año ha sumado todo tipo de referencias. Algunas de gran éxito (todo lo relacionado con la electrónica) y otras las ha lanzado como globosonda a ver qué acogida tenía (comprar coches online).

Sin perder de vista su objetivo último: vender todo lo que sea vendible.

Lección 3: Ambición más allá de la cuenta de resultados

Que Amazon tiene una rentabilidad mínima lo sabe todo el mundo. También sus inversores.

Entonces, Carlos, ¿por qué le apoyan?

Dicen las malas lenguas que el 90 por ciento de su facturación la reinvierte en el negocio.

Lo cierto es que Amazon tardó más de 5 años en encontrar un punto de equilibrio que aún hoy en día se mueve en la delgada línea de las pérdidas.

Precisamente esta capacidad de perseverancia y ambición más allá de la cuenta de resultado es lo que me fascina de Jeff Bezos.

Mientras el 95 por ciento de las empresas imponen objetivos cortoplacistas, él nada contracorriente. Se mueve en desierto del largo plazo.

Y todos sabemos que el desierto oculta grandes oasis.

En su caso: la experiencia de compra. Se han convertido en los maestros por excelencia.

Ahora venden sus servicios, y esta vía de negocio les resulta mucho más rentable que los productos. ¿Sorprendido? Despierta.

También se han convertido en referentes del error y del fracaso.

Sí, en esto también me ha inspirado. Porque para acertar primero hay que fracasar. De cada pérdida extraen nuevas ganancias.

Carta a los accionistas de Jeff Bezos.

Amazon ha comprendido que no todo puede ser vender por vender. Hay que perseguir una meta más alta: ser la solución a las necesidades del cliente. Ser su opción por defecto cuando surge la necesidad.

Igual que tú, agente inmobiliario.

mejor agente inmobiliario con autocontrol

Autocontrol emocional para ser mejor agente inmobiliario

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

mejor agente inmobiliario con autocontrol

En este episodio del podcast de la"Academia de Marketing Inmobiliario" de Carlos Rentalo, te hablamos del autocontrol.

Escuchar en IVOOX

Escuchar en Spreaker

 

Carlos llega a la oficina después de una intensa y dura jornada de prospección. Se ha recorrido varias calles de su zona, ha entablado relación con los negocios y gentes del barrio para conseguir los ansiados contactos de propietarios dispuestos a vender su casa.

La única respuesta que ha cosechado en esa acción de captación ha sido un 'no' tras otro. Que si no quiero trabajar con una agencia, que si ya tengo a una persona para encargarse, y mil y una objeciones arquetípicas más que lo único que consiguen  es llevarle al límite.

"¿De qué me sirve el tiempo invertido?" "¿Para qué me he tomado la molestia de explicarle cómo tiene que hacer el papeleo?" "¿Acaso se ha aprovechado de mi buen hacer?"

Con los nervios a flor de piel, Carlos se encuentra entre dos caminos:

- Perder los nervios (en la oficina, en el metro camino a casa, en casa, con los amigos, consigo mismo...)

- Practicar el autocontrol de las emociones.

¿Qué camino tomarías tú?

Difícil elección, ¿verdad? Reitero: somos personas, no máquinas (por suerte).

También te puede interesar:

>> La confianza, clave del marketing inmobiliario

Los agentes inmobiliarios también nos cansamos de tanta negativa. En ese instante, tu mente activa un mecanismo en el que concentrarnos en la llamada de captación o en la conversación con un cliente que te quiere negociar la comisión resulta poco menos que misión imposible.

Ergo te expones a una mala acción de negociación, o simplemente transmites inseguridad al cliente, perdiendo su confianza. Todo se va al traste.

Cuando nuestro cerebro no tiene fuerzas suficientes para mantenernos con la postura adecuada ante la captación;

Cuando nuestra mente no se centra en el objetivo de conseguir la visita a la vivienda;

Cuando nuestro agotamiento nos impide defender bien los honorarios que nuestra especialización en ventas de inmuebles en esa zona merecen,

Entonces, estamos en una peligrosa situación de pérdida de control en lo que decimos y lo que hacemos.

Y este es un riesgo que no nos podemos permitir.

El autocontrol es el esfuerzo que debemos hacer para alcanzar una meta.

Cómo convertirme en un Rocky Balboa del autocontrol emocional inmobiliario

Los agentes inmobiliarios vamos por las calles cargados de recursos. Pero también de limitaciones. El autocontrol es uno de ellos. O más bien su opuesto: el descontrol.

Como (casi) todo en esta profesión nuestra, podemos entrenar.

¿Otra vez, Carlos? ¡Arriba ese pensamiento positivo!

  1. Take a break. Sí. Lo digo muy en serio. Nuestro día a día como agentes inmobiliarios absorbe mucha energía: visita, llamada, cita, atasco, pierdo el metro, vuelvo a la oficina, otra llamada, reunión... Tómate un kit kat... en forma de descanso.

Planifica bien qué objetivos conseguidos merecen un momento de relax. Esas pequeñas recompensas en tu día a día te aportarán frescura y agilidad para las siguientes actuaciones.

¿Que te parecen una pérdida de tiempo? Te reto a que lo pruebes y me cuentes tus impresiones en los comentarios de la entrada.

Me juego un café contigo a que aumentarás tu productividad y resultados.

  1. Aprender a tomar decisiones. Este punto trasciende lo profesional y alcanza lo personal. Llega un punto en el que te tienes que plantar delante del espejo y tomar una decisión.

¿Te duele la cabeza de solo pensarlo? Tranquilo. Es algo habitual, más si cabe si tenemos en cuenta que es la corteza prefrontal de nuestro cerebro la que nos ayuda a regular nuestro comportamiento y toma de decisión.

Sé que tomar una decisión que afecta a tu corto plazo consume mucha energía. Pero en el medio y el largo plazo, ser capaces de ver ese más allá después del más acá, te darás cuenta de que tomar la decisión fue la mejor de tus acciones.

  1. ¡Siempre negativo, nunca positivo! Para nosotros, los agentes inmobiliarios, mantener una mentalidad positiva es la clave para el éxito como asesores inmobiliarios independientes.

Si no quieres cavar tu propia tumba profesional, aleja de ti todo lenguaje negativo.

Del "no puedo" a "puedo"; de "no conseguiré esa venta" a "esa venta va a ser mía"; de “no valgo para captar en exclusiva” a "si mejoro en esto y en aquello, la captación en exclusiva será mi fuerte".

La autoflagelación a la que se someten muchos agentes inmobiliarios que he conocido han minado su capacidad de control.

Muchos han abandonado. Los valientes han alcanzado el éxito.

  1. Ejercicio y buena alimentación. Desde que comencé a entrenar he notado que mi capacidad para controlar la ansiedad, los nervios o el estrés se ha fortalecido cual Popeye. Y no como solo espinacas... siento debilidad por... 😛
  2. Dormir más. Me dirás que qué tiene que ver. Todo. El descanso prolongado según las necesidades de tu cuerpo son la mayor recarga de energía que puedes conseguir.

Céntrate en tu actitud y la atención. Vive el presente y mira al futuro con optimismo. Sé compasivo, paciente y aprende a aceptar sin juzgar.

¿Tienes otra rutina para fortalecer tu autocontrol? ¿Están en el punto de rotura? Me gusta escucharos para seguir aprendiendo. Me siento como un niño con zapatos nuevos.

¿Por qué el email marketing es estratégico para el sector inmobiliario?

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

Ventajas del email marketing

El éxito de todo agente inmobiliario pasa por la calidad de su agenda de contactos y la relación de confianza que consigue construir con ellos. Precisamente en esta tarea nos viene a auxiliar el email marketing inmobiliario.

Porque...

... cuando en tu día a día manejas una poderosa agenda,

... la captación de inmuebles va viento en popa a toda vela,

... cierras buenas ventas de viviendas,

... y además quieres tener un poco de tiempo para ti mismo, para tu familia y amigos;

a veces sientes que el cuidado al cliente pierde calidad.

¿Existe alguna forma en la que pueda mantener un equilibrio entre lo profesional y lo personal?

¿Por qué otros agentes inmobiliarios como que están enfrascados en mil y un proyectos tienen tiempo para todo sin que se resienta la calidad de lo que hacen?

No son superhombres. Pero sí tienen grandes poderes. Uno de ellos es el email marketing inmobiliario.

¿Qué es el email marketing inmobiliario?

Como pata del marketing relacional, el email marketing inmobiliario se ha convertido en un excelente canal de comunicación recurrente entre el agente inmobiliario y el cliente.

A través de él, ofrecemos contenidos de calidad y de interés (valor) a los usuarios.

¿Cómo? Mediante el envío masivo pero estratégico de correos electrónicos a un conjunto de contactos segmentados, en los momentos clave para resolver sus necesidades.

No es una tarea sencilla. Sí ágil. Una aproximación a la automatización más humana, que, personalmente, creo que es el futuro del marketing inmobiliario.

El contenido, la llave del email marketing

Y no me refiero solo a anunciar pisos y casas. Hay mucha vida por explorar en el marketing de contenidos inmobiliario.

¿Qué tal una presentación de quién eres y qué puedes aportarle para una primera campaña? (ya sabes: biografía, web o blog, zona de trabajo, servicios inmobiliarios y contacto)

Además, como estamos en permanente evolución, podemos retomar este hilo si realizamos un curso de especialización, por ejemplo, que da lugar a un nuevo servicio para tu Comunidad.

Más allá de qué vivienda tenemos en cartera o cuáles hemos vendido últimamente (recuerda, si tienes una buena historia que contar, házsela llegar y que se sientan identificados), puedes jugar con noticias del sector, de tu zona, casos de estudio... Todo ello te ayudará a mostrarte como un profesional bien informado y especializado.

Los asesores inmobiliarios, en nuestro día a día, nos dedicamos a muchas otras tareas como la valoración de inmuebles, organización de las Open House... ¿Por qué guardárnoslo para nosotros?

¿Tienes dudas sobre cuál de las propiedades que tienen en cartera pueden ser más interesantes? El email marketing inmobiliario actúa como un potente estudio de mercado rápido y a menor coste.

¿Escribes un blog? ¿Trabajas tu marca personal? Si estamos de acuerdo en que la marca personal hay que labrarla con mimo...si no la damos a conocer, estaremos de nuevo en la casilla de salida y con menos energías.

Ventajas del email marketing inmobiliario

  1. Bajo coste. Enviar newsletter tiene un coste relativamente bajo. Herramientas como MailChimp, Mailrelay, Active Campaign o AcumbaMail tienen versiones free o con un bajo coste. En la red CENTURY 21 tenemos una herramienta de email marketing dentro del CRM propio de la marca. 
  2. Rapidez. A diferencia de los métodos tradicionales de marketing directo (flyers) armar un campaña es más ágil y rápido.
  3. Interacción: con los métodos de marketing inmobiliario tradicional el nivel de feedback directo de los usuarios es escaso. A través de una estrategia de email marketing puedes saber en el momento cómo consumen tu apuesta de valor.
  4. Analítica. ¿Cómo evalúas el impacto real de un flyer? Con el marketing relacional tienes las estadísticas completas de cómo ha funcionado y qué no lo ha hecho.  

Y algún riesgo

Conozco casos de numerosos agentes inmobiliarios  que se rinden ante unas primeras campañas que o bien no han dado los resultados esperados, o bien entra en la crisis del "y, ahora, ¿qué contenido aporto?".

Quien no mide está avocado al fracaso.

Si no vas a dedicar una porción del tiempo a analizar los resultados y el valor real de los contactos del email marketing inmobiliario, existe un gran riesgo de perjudicar a tus resultados.

Conclusión

Ante la fuerte competencia, diferenciarse hoy como agente inmobiliario supone un auténtico reto.

Una persona que está en proceso de compra de un piso recibe diariamente alertas de los portales inmobiliarios como idealista, fotocasa o pisos.com además de los correos electrónicos de las agencias inmobiliarias.

Piénsalo. ¿Cuántos de los correos los considera como spam porque no solucionan su necesidad?

Tenemos que poner al cliente/usuario como diana de todas nuestras acciones de marketing de atracción inmobiliario.

Céntrate en tu lista de correo: piensa en aportarles valor, resolver sus necesidades y hablar de aquello que necesitan escuchar/ver/leer.

¡Ah!, y no te olvides del asunto. Por muy buen contenido que hagamos si no abren, ¿de qué nos sirve?

Creo que el asunto merece un espacio propio. Así pues, me comprometo contigo a que en un próximo artículo te contaré las técnicas más eficaces para aumentar las aperturas de tus emails ;).

>> CUÉNTAME AQUÍ CÓMO PUEDO AYUDARTE MEJOR <<

Sólo te llevará menos de 5 de minutos.
Espero leerte y estar generando material útil para ayudarte muy pronto 🙂

No te quedes con las ganas y escríbeme ahora haciendo clic aquí.

 

plan de marketing inmobiliario

¿Por qué utilizo Facebook dentro de mi plan de marketing inmobiliario?

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

plan de marketing inmobiliario

Riesgos y oportunidades de Facebook aplicado a tu marca personal como asesor inmobiliario.

Hace apenas trece años nadie sabíamos pronunciar Facebook. Seguramente, hoy tú, eres uno de los más de 1860 millones de usuarios que la plataforma asegura tener. Cada segundo se crean cinco nuevos perfiles. ¿No es increíble? 

Para mí, Facebook es uno de esos canales en los que creo que tengo que estar. Y participar.

Facebook es una herramienta de marketing inmobiliario muy eficaz.

Más allá del poder decir que tengo X amigos o que me siguen Y personas, lo cierto es que desde que empecé a plantearme este medio (¿es un medio? ¿un canal? Me autorrespondo: ¡todo!), cada día me confirmo en el acierto.

Del mismo modo que YouTube permite ponerme rostro y hacer contenidos más especializados, Facebook me aporta una vía para mantener una regularidad en los contenidos, una frescura que solo puedo comparar a Twitter.

Frescura. Contenidos. Comunicación. Interacción. Todo esto tienes por ganar.

Te preguntarás: ¿tengo que estar en Facebook?

Sí. Eso sí, con unas ideas básicas claras de cuál es el potencial y cuáles los riesgos de Facebook como herramienta de marketing inmobiliario digital.

Facebook para marketing inmobiliario = presencia + estrategia

Como todo lo nuevo, muchos se lanzan a por ello sin pararse a pensar lo que supone abrir una cuenta.

Del tema de la privacidad, en esta ocasión no lo menciono, porque nos daría para un culebrón.

Mi pequeña batalla está en el uso que le damos. Porque abrir un perfil de Facebook es hiperrápido. La misma velocidad con la que podemos destruir nuestra marca personal inmobiliaria y la marca de la agencia inmobiliaria a la que representamos.

Así de crudo. Así de peligroso. Así de real.

Porque lo veo cada día: profesionales, colegas inmobiliarios o de otras disciplinas, que se emocionan tanto con la interactividad social que no establecen límites, no filtran, no seleccionan, no controlan.

El resultado: el que cabía esperar. Un fracaso rotundo.

En el marketing inmobiliario digital la línea que separa el éxito y el fracaso de una marca es muy fino.

Parte del tiempo que planifiques destinar a las redes sociales, y más concretamente a Facebook, deberías emplearlo en tratar de identificar patrones de consumo de contenidos inmobiliarios que arrasan y otros que se precipitan estrepitosamente al fracaso.

A esto se le denomina benchmarketing inmobiliario, lo que en román paladí se conoce como estudiar a la competencia.

Hemos acordado que la competencia no solo es sana, sino que es necesaria, ¿verdad?

Soy un firme defensor del rédito que un agente inmobiliario puede obtener de trabajar bien una cuenta en Facebook.

Pero mi experiencia me demuestra que sin una clara estrategia como cimiento, es muy fácil incurrir en graves errores, más comunes de lo que me gustaría reconocer en los profesionales inmobiliarios.

Los errores más comunes que he visto en el uso de Facebook como herramienta de marketing para agentes inmobiliarios

El agente inmobiliario arrogante y prepotente

Lo reconocerás a la legua: publica siempre sus ventas. Sean o no recientes. Mirar su muro es como mirar una calcomanía de éxitos pasados.

Viendo estos perfiles me pregunto: ¿qué haces en tu día a día para superar esos resultados, por muy extraordinarios que sean?

De verdad, si mantienes una línea argumental de este cariz no estás haciendo ningún favor a la agencia inmobiliaria a la que representas (seas tú mismo o no).

Claro que puedes publicar lo orgulloso que estás de conseguir cada uno de los hitos en tu carrera al éxito como agente inmobiliario.

¿No crees que generarás más confianza si muestras el lado humano del éxito?

Si yo te digo: Una nueva venta, otro hito más en mis objetivos anuales... ¿no te dejo como frío?

En cambio, piensa en esta otra opción: "Lo maravilloso de este trabajo es haber hecho feliz a una familia" con una imagen de los clientes con las nuevas llaves de casa o algo que simbolice la satisfacción de los clientes.

Y ya si te dan permiso para hacerte un selfie formal donde todos estéis radiantes, ni os cuento.

Qué, ¿cómo te quedas?

Lado humano inmobiliario

Voy más allá. Porque, ¿quedarnos solo en lo profesional? Todo lo excesivamente profesional e institucionalizado resulta, a largo plazo, artificial.

La confianza se basa en la imagen que el cliente inmobiliario tiene de ti como alguien que podría ser él. 

No deberíamos olvidar que tenemos que mostrar algo más de nuestra vida como algún buen momento con los amigos o familia para romper ese primer hielo empático.

La cara b de este arquetipo es el agente inmobiliario que publica continuamente anuncios de pisos, nuevas promociones y bajadas de precio.  Ahí te cargas todo el potencial interés para tu comunidad. 

¿Consecuencia? Dejar de seguir y ocultar están a un clic. No te conviertas en un “zombie” inmobiliario.

Aplica mejor la regla del 80-20: 80% contenido que aporte valor como blogs, noticias inmobiliarias, infografías con consejos e información útil para tu mercado, contenidos de la zona y de ti mismo; un 20% de la promoción del producto y negocio inmobiliario. 

El agente inmobiliario que genera una controversia sin saber cómo

Hay líneas que no debes cruzar. Evita hacer comentarios que pueden ofender a otras personas, o si quieres ser políticamente incorrecto, al menos hazlo con sensibilidad.

Piensa bien qué fotos, vídeos o comentarios  vas a publicar, especialmente sobre temas tan pasionales como la política, el fútbol o la religión. La reputación de tu negocio está en juego. 

He visto casos de inmobiliarios que se han visto envueltos en una vorágine de comentarios y respuestas por comentarios mal planteados.

En ocasiones por no darse cuenta de los dobles sentidos del lenguaje y faltar esa carga de comunicación no verbal que hay en toda comunicación cara a cara. Con ello tenemos que maniobrar. Y jugar, cuando sea bueno.

El agente inmobiliario que en una noche de desenfreno se publica en una postura poco adecuada a su imagen profesional

Ojo con las fiestas y fotos inapropiadas. Piensa que lo más importante es la imagen e información profesional que compartes.

Todo aquello que compartimos al dar a 'Publicar' da forma a nuestra marca personal. Nos jugamos mucho.

Nos lo jugamos todo. El derecho al olvido existe, pero la esencia que dejas con este rastro, ¿crees que es tan fácil de borrar como formatear el ordenador?

En Internet, la información, una vez hecha pública, ya no nos pertenece por completo, ni podemos controlarla en su totalidad.

Cuida muy mucho el nivel y la calidad de las imágenes y vídeos que publicas de tu agencia o del equipo. Si publicas contenido, mejor que sea de gran calidad y, sobre todo, que la información sea real y verídica. 

El inmobiliario extasiado que se cansa pronto

Publicar con demasiada frecuencia un días y luego desaparecer es una mala estrategia. ¿Quieres dar una imagen de irregularidad, de hoy sí estoy contigo, mañana quién sabe?

¿Qué pensarías de tu asesor contable si de repente desapareciera sin dar señales de vida durante 1 año y después vuelve como si nada?

Lo que trato de hacerte ver es que no se trata de emocionarse al principio y abandonar un tiempo.

A pesar de su inmediatez, las redes sociales requieren paciencia, mimo, perseverancia... y grandes dosis de creatividad.

Si tienes algo que aportar -y yo sé que sí- a tu pequeña o gran comunidad (aquí, el tamaño importa menos, de verdad) de seguidores como agente inmobiliario, exponlo con generosidad y fruición, pero con un plan de contenidos.

Gracias a la planificación, que no tiene porque ceñirse a un corsé 'exceliano' -déjala respirar y que te sorprenda-, te motivas a ti mismo para alimentar con regularidad a tu comunidad.

¡Peligro! Tampoco caigas en la autodependencia y el estrés de tener que decir algo o publicar algo. Te puede llevar por sendas y pozos muy oscuros.

Selecciona las mejores horas y días para publicar tus contenidos. 

¿Cómo? Pensarás. Si bien tienes que mantener un ojo observante sobre la competencia, el otro déjalo caer de vez en cuando por las analíticas.

En los perfiles es más complicado, ya que Facebook entiende que los perfiles se destinan para uso personal y focaliza todo su desarrollo empresarial en las páginas de Facebook.

Perfiles y páginas de Facebook no están reñidos. No al menos cuando sabes cuándo utilizar uno (marca personal) y cuándo el otro (marca personal e imagen de agencia inmobiliaria).

Por lo tanto, para mi perfil, ¿en qué me tengo que fijar?

Evalúa siempre con visión crítica qué publicaciones han obtenido más reacciones, qué tipo de reacciones (me gusta, un comentario, lo han compartido, lo han compartido y añadido un comentario personal), y en cuánto tiempo.

Facebook llena tu muro según con qué contenidos interactúas. Si damos la vuelta al calcetín, veremos que si tenemos una comunidad fiel y esta comunidad secundaria crece, nosotros creceremos con ella.

Lo llaman efecto onda en el agua.

Agente en crisis: ¿Un comentario negativo... ¿Y cómo respondo?

Lo sé. La tentación de eliminar el comentario crece en tu interior. Proporcional a las ganas de responder como se merece...

¡Alto! Polícia. Eliminar comentarios negativos o con insultos puede generar el conocido como efecto Bárbara Streissan: por ocultar algo se hace más visible.

Intenta responder de una forma inteligente. Y ante todo evita la discusión pública. Si la conversación presenta riesgo de viciar el hilo, redirige a un mensaje privado, o si hay posibilidad de dilucidarlo en persona, mucho mejor.

Recuerda: mente fría. No hay nada personal, y si lo hay, el pequeño troll en potencia se habrá descubierto mientras tú refuerzas tu imagen personal. KO. 

Coda: ¿delegar la gestión de las cuentas sociales de la inmobiliaria o mis propias cuentas?

Ni bueno ni malo. Esto ya según tus propias necesidades. Ahora sí, si lo vas a hacer, asegúrate de que confías en tu asistente y que hay una visión común de cuál es el objetivo, cuál el protocolo de comunicación y cuál el calendario.

Si te decides por mantener y alimentar tus redes tú mismo, mi recomendación es automatizar algunas publicaciones.

Plataformas como Buffer -mi favorita-, Hootsuite o IFTT te permiten descubrir contenido y publicarlo de forma automática, pero con tu toque personal.

Pruébalas y ya me contarás, en los comentarios o en las redes sociales, cuáles se adaptan mejor a tus necesidades. ¡Así aprendemos todos! Be water, my friend.

Facebook para el agente inmobiliario: oportunidades inexploradas (o poco exploradas)

Después de mucho analizar tanto a agentes inmobiliarios con marca personal como seguir a algunas grandes agencias inmobiliarias, echo de menos potenciar otras formas de marketing digital en este nuestro sector.

Fíjate: muchas se centran en su estrategia en Facebook y descuidan Twitter, una red que puede darte mucho juego a nivel tanto de atención al cliente como de interacción inmediata con la Comunidad.

Me encanta el video marketing, y creo muy sinceramente que el sector inmobiliario, y particularmente los agentes inmobiliarios, no han calibrado bien la fuerza comunicativa de un buen vídeo.

Te puedes marcar un directo por ejemplo para una consultoría expréss sobre aspectos técnicos de la compraventa de un inmuebles, puedes hacer una minientrevista con tus seguidores...

... no me tiréis tanto de la lengua...

En LinkedIn tienes un espacio personal para trabajar tu marca personal con Pulse, e Instagram, con sus historias, está generando buenos ratios de interacción.

>> CUÉNTAME AQUÍ CÓMO PUEDO AYUDARTE MEJOR <<

Sólo te llevará menos de 5 de minutos.
Espero leerte y estar generando material útil para ayudarte muy pronto 🙂

No te quedes con las ganas y escríbeme ahora haciendo clic aquí.

 

cómo escribir la página sobre mí de un blog inmobilario

Cómo escribir la página “sobre mí” de un agente inmobiliario

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

cómo escribir la página sobre mí de un blog inmobilario

Cuando quieres ser un agente inmobiliario digital, una de las primeras páginas que te debes crear dentro de tu blog inmobiliario es la denominada: “sobre mí”, “quién soy” o “acerca de mí”.

Esta es una página indispensable, que siempre debe estar en cualquier blog de un agente inmobiliario, pero que sin embargo nos cuesta mucho escribir.

Seamos claros: en igualdad de condiciones, preferimos compartir una operación o referido con un agente inmobiliario que conocemos, que nos cae bien y en el que confiamos.

El concepto de relación entre personas ha evolucionado. Se puede establecer una conexión y generar confianza sin conocerse en persona.

Personalmente, he realizado varios negocios inmobiliarios por mi reputación e imagen profesional en las redes sociales.

El resultado: algunas buenas amistades y magníficas sinergias que me han llevado a conocer a nuevos colegas, como fue el caso del Congreso de Acegi en Lanzarote. 

Desde donde estoy: sentado frente a una pantalla, hablando contigo mediante mi blog.

Desde lo que hago: transformar el marketing inmobiliario online desde la pasión por una vocación como es la de ser agente inmobiliario.

El poder pertenece hoy al cliente. El cliente demanda, e Internet y las redes sociales lo han convertido en nuestra realidad diaria.

El uso de los móviles para buscar información está produciendo grandes cambios en el sector de la intermediación inmobiliaria.

Con toda la información que hay disponible hoy en día por todas las partes, se acabaron los agentes inmobiliarios “secretos”. 

generar clientes inmobiliarios

Los clientes buscan información de los agentes y agencias inmobiliarias en Google antes de contratar sus servicios.

Lo quieras o no, te van a buscar en Google. ¿Te has googleado? ¿Qué dice hoy de ti?

Como auténticos Sherlock Holmes, nos investigan a fondo y pueden llegar a saber de ti y de mí, a nivel personal, prácticamente tanto como tú de ellos.

En la actualidad, establecer una marca personal inmobiliaria sólida es algo que todo agente inmobiliario puede y debe hacer.

La razón, sencilla: te lo demanda tu público, tus potenciales clientes.

Queremos contenido, y del bueno.

La compra-venta de viviendas supone un proceso de búsqueda reflexivo sobre qué zona atrae más, qué oportunidades de revalorización presenta, qué servicios me aporta a mi modo de vida.

Toda esta información ya está en Internet, Carlos. Sí, es, o puede ser, así (aún quedan reductos inexplorados).

La oportunidad radica en que puedes ejercer de concentrador y catalizador de todas las fuentes de información.

Tú. Sí, tú, agente inmobiliario.

Si estás empezando como agente inmobiliario, en los tiempos que corren, convéncete: tienes que crearte una reputación en Internet.

¿Activas el compromiso de las personas con las que trabajas?  Entonces, amigo mío, partes con una fuerte ventaja competitiva. Compites con dinosaurios.

¿Sientes auténtica pasión por tu profesión? Ya tienes recorrido la mitad del camino.

Que no es sencillo, estamos todos de acuerdo.

La buena noticia es que tu reputación la puedes gestionar y expandir a tu favor.

El punto de partida es tu extracto, tu biografía... llámalo X. ¿Qué imagen quieres transmitir?

Ya tengo una página 'Sobre mí', pero no me funciona

Vale. Me dirás:  Oye, Carlos, en la agencia inmobiliaria ya tenemos una sección 'Sobre la empresa'. Dado que es un elemento clave, es lógico que así sea.

De hecho, me preocuparía más que no tuvierais ese espacio. 

Precisamente como es una página que tiene que estar, a veces nos limitamos a redactar de una forma rápida. Cuatro cosas, y, tirando. Total, ¿quién se lo va a leer?

Mi experiencia me indica que hay dos grandes causas que explican esta dejadez (errónea):

- No tienes ni idea de qué poner. ¿Narro mi vida, obra y milagros? ¿Me centro en el currículo? ¿Me pongo en plan presumido o humilde?

- Te asusta ponerte blanco sobre negro. A todos nos cuesta.

Lo siguiente te va a sorprender. Espero que tomes buena nota de todo lo que te cuento y que puedas poner en práctica en tu web inmobiliaria.

Páginas más vistas

Esto que veis aquí son las páginas más vistas de carlosrentalo.com. Y sí, ahí tenemos la página ¿Quién Soy? en segunda posición.

¿Algo aislado? Al contrario.

Cuando lo he comentado con especialistas en marketing online casi todos llegamos a la misma conclusión: la página Sobre Mí, Acerca De o Sobre Nosotros, es la segunda página o una de la que más visitas tiene en una web o blog.

Te lo dije. Te iba a sorprender.

Aquí va una pregunta: ¿te sientes orgulloso de esta sección?

Responde con sinceridad.

Ahora que conoces su importancia, ¿no te pica la curiosidad/orgullo de construir una biografía inmobiliaria que sea de las más visitadas?

Todo se aprende. Todo se entrena.

Infografía de la biografía perfecta del agente inmobiliario

Guía para escribir la página "sobre mí" de un agente inmobiliario

1.  Elabora un guión que te defina a ti.

Todos hemos mirado páginas y más páginas de otros. Error.

Estás exponiéndote tú. Vas a hablar de lo que tú eres. Por lo tanto, repiensate y date forma de conceptos e ideas.

2.  Recopila todas esas ideas.

Anota todo lo que quieres transmitir.

Al mismo tiempo, contrapón un listado de la información que sabes que tu cliente ideal viene buscando en esta sección.

Empiezan a surgir las primeras coincidencias. Subráyalas.

3.  Comienza a escribir.

Breve, y que muestre cómo eres.

Primero lo básico, tu nombre. Después, qué te ha traído aquí (puedes aderezarlo con un poco de historia, si aporta valor); enlaza con aquello que refuerza tu marca personal (redes sociales, libros que hayas escrito, si tienes proyectos propios...).

4.  Revisa. Reedita.

Emborronar es de sabios. 😉

5.  ¿Te acuerdas del Storytelling?

Es tiempo de usarlo: una historia, una visión, el producto, la experiencia que genera, y la llamada a la acción.

Tu historia tiene que transformar cómo se siente quien te lee -Bernadette Jiwa (Meaninful: the story of ideas that flys)

6.  Nunca será tu versión definitiva.

Cuando creas que te define, atrae y empatiza con tu público objetivo, adelante. Publica. Pero mantente siempre observante y crítico.

Todo es mejorable.

7. Ponte cara.

Evita siempre las fotos de bancos de imágenes para esta sección. ¿Para el apartado más íntimo vas a utilizar artificios? Pues mal empezamos.

Ojo. No me vayas a poner tu imagen con unas copas demás en la boda de tu mejor amigo.

Imagen personal pero profesional. En consonancia con lo que transmites en el resto del sitio web.

¿Me tengo que hacer un book de fotos? Pues depende. Piensa que es tu imagen y tu reputación lo que está en juego.

8. Armonía e identidad.

¿Tiene la página una estructura visual armónica con el resto de la web? ¿La paleta de colores es ordenada o chirría?

Cada elemento tiene un peso específico en la globalidad. Un texto perfecto en un entorno caótico desde la óptica estructural y de diseño, lo canibaliza.

EXTRA.  No olvides el SEO Inmobiliario

Redacta para tu cliente. Siempre. Pero con un ojo en las arañas de los buscadores. Haz una búsqueda rápida en Internet sobre aquellas ideas que te definen.

¿Cuántos resultados arroja? ¿Qué ideas te sugiere? ¡Una mina!

Checklist de elementos básicos en una buena biografía inmobiliaria

Veamos cuáles son los hitos que una biografía de un agente inmobiliario debe cumplir para conseguir captar mejores clientes.

  • Un título tiene potencial. Pero título + imagen de gran impacto... 
  • Un concepto directo. Sin circunloquios absurdo. Al grano.

Tienes dos segundos para enamorarme, fulanito: qué te aporto, quién lo hace, cómo lo consigo.

  • Tus avales. Me refiero a testimonios de clientes (en caso de extrema necesidad, solo el logo de algunos clientes satisfechos). Eso sí, con moderación.

Aportar datos y estadísticas sobre tu empresa también es válido.

  • ¿Has aparecido en medios de referencia? Estás tardando en aprovecharlo para reforzar tu imagen de marca con enlaces a esos textos.
  • Tus valores te hacen único. ¿Qué te motiva? ¿Qué hace que te hierva la sangre? ¿Cuáles son tus hobbies? ¿Son importantes la familia y los amigos?
  • El orden seduce. Establece una arquitectura que ayude al usuario en la lectura: bloques de contenidos, imágenes de apoyo, equilibrio en los colores... Mira tu biografía con los ojos de tus lectores.
  • El formulario de suscripción, que no se te olvide. Cuando un lector llega a '¿Quién soy?', consciente o inconscientemente está predispuesto, según lo que le ofrezcas, a introducir alguna forma de contacto en el que te pueda seguir.

Pues estás a punto de superar la mayor barrera. ¿Aprovecharás la oportunidad? Usa los CTAs (llamadas a la acción).

Concluimos

¿Ha pasado tu página esta auditoría del apartado "Sobre mí" /"Sobre nosotros"? ¿Te estás replanteando tu sección?

Entonces doy por cumplido mi objetivo.

¿Sabes de algún caso que necesite con urgencia una sesión de cirugía en su biografía? Menciónale en los comentarios.

Quizás ya has leído mi sección quién soy". ¿No? Bueno, no pasa nada. Siempre puedes hacerlo ahora.

La verdad es que me encantaría conocer tu opinión sobre mi sección "¿Quién soy?", pero sobre todo quiero que hagamos una sesión de brainstorming de equipo con vuestras biografías.

Así, con la fuerza y la creatividad de todos, daremos el pistoletazo de salida a nuestra nueva meta.

Si redactas una página "Quién soy" o "¿Quiénes lo hacen posible?" interesante, cargada de tentaciones, y bien enfocada en tu público ideal, prepárate, amigo mío. Vas a despegar. 

Ahora es tu turno de coger lápiz y papel y comenzar a poner estos consejos en práctica.

Los límites nos los marcamos nosotros. ¿Quién se anima?

Confianza inmobiliaria

Confianza, la clave del marketing inmobiliario

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

confianza carlos rentalo

Cuando un agente inmobiliario comienza su carrera como profesional, todo es genial. La ilusión, las esperanzas, las expectativas se recrean en tu mente y parece que te vas a comer el mercado inmobiliario.

Yo recuerdo como si fuese ayer mis primeros pasos en la franquicia inmobiliaria Don Piso. Tengo muchísimos recuerdos y anécdotas de aquellos años. Algunas ya os las he ido narrando. Otras están por llegar.

Claro, imagínate la escena. Yo llegaba a la oficina de la agencia inmobiliaria, y concertaba mis visitas de captación. Allá en mi tierra. Allá en Gijón.

Buah! Cada vez que un cliente me llamaba para visitar su casa y ofrecerle una valoración me emocionaba.  Lo de menos era que el piso fuera un cuarto o quinto sin ascensor.

Allá que me iba yo con mi dossier de marketing y toda la ilusión que da saber que alguien puede necesitar mis servicios inmobiliarios. ¡Era increíble! 

Pero entre todo aquel positivismo siempre notaba una mota negra: una preguntaba que me atemorizaba en las visitas de captación que realizaba en Gijón.

'¿Hace cuánto tiempo que eres agente inmobiliario?' Yo estaba seguro de que mostrarme auténtico era la mejor solución:  por mi dedicación, compromiso y ganas.

El resultado: que el cliente respondía de forma favorable gracias a la confianza que tenía en mi capacidad. O que yo era capaz de transmitir.

Si hubo algo que visto con perspectiva supuso un fuerte revulsivo para mis ansias de ser el rey, esto fueron los cursos y talleres para ser agente inmobiliario que tuve la suerte de recibir en Barcelona.

Allí absorbí todo el conocimiento que pude de los mejores formadores: aquellos que a través de su propia experiencia me dotaron de las armas para superar la falta de confianza que tenía por mi nula experiencia.

La confianza es uno de los valores más íntimos que tenemos y podemos desarrollar. Nuestro cuerpo necesita oxígeno para mantenerse con vida. Del mismo modo, la confianza nutre la capacidad que todos nosotros tenemos de avanzar y evolucionar.

Pero para que sea útil en su propósito, requiere de una dosis de autenticidad por nuestra parte.

La exhibición de la confianza en ocasiones, según mi experiencia, denota cierta dosis de ausencia de confianza.

No es lo mismo parecer seguro que sentirse seguro.

¡Ay, lenguaje! Cuánta guerra nos da, ¿verdad? Mas, de nuevo se muestra hábilmente certero.

¿Quieres saber a qué grupo perteneces? ¿Sí! ¡Me encanta! Sea, pues.

Ponte cómodo, por favor. Ahora, coge papel y lápiz y pon un tic en aquellas que practiques en tu día a día como agente inmobiliario:

1. En cualquier situación expresas tu opinión o comentas cómo te sientes.

2. Cuando tienes un deseo o una necesidad, lo pides sin más ceremonias.

3. En una conversación, expresas tu desacuerdo de forma respetuosa y con argumentos.

4. En toda conversación, participas activamente con sugerencias, ideas, reflexiones, etc.

5. Dices 'no' cuando tienes que decir 'no', sin sentir remordimientos.

6. Tienes argumentos para defender otras ideas y a otras personas.

Por último, mira el papel con ojos críticos. ¿Te sientes seguro como agente inmobiliario o aparentas ser un inmobiliario seguro?

Confianza o cómo conseguir relanzar tu marketing inmobiliario

Entre tú y yo, la verdadera confianza no consiste -no puede consistir-, en ser benévolo en exceso con uno mismo.

Ojo, con esto no quiero decir que sea inherente a la autoflagelación ni a la compasión. De verdad, huye de los abrazos compasivos, pues con ellos solo avanzarás hacia la dependencia. Huye de tus propios frenos.

Agradece los abrazos comprensivos y los consejos de quienes creen en ti. Puede que sus palabras suenen a todo menos a acaricia. En el fondo, te están apoyando silenciosamente.

Sentir confianza en uno mismo solo depende de tu iniciativa, tu determinación y tu capacidad para ser un asesor inmobiliario con resilencia. 

Mi objetivo para el día de hoy es que tomes el control de ti mismo. Si lo consigo, si lo consigues, el camino no será una alfombra de rosas. Pero sí muy gratificante a nivel personal. Palabra de Carlos.

Porque confiar en las posibilidades que tenemos cada uno de nosotros, supone un camino de no retorno hacia actitudes diferentes. Al fin y al cabo, nuestro carácter se forja a través de esas diferencias, ¿no crees?

Todo esto no tiene sentido si no adoptamos una mentalidad de crecimiento. Los genios son casos puntuales. El buen profesional deja de lado el azar y se centra en el esfuerzo, la constancia y el aprendizaje.

El primero de todos: el quién eres (con tus virtudes y tus defectos).

A lo largo de estos años he sido testigo del éxito de muchos agentes inmobiliarios que han tenido la valentía -sí, valor, porque las varitas de Merlín solo existen en los sueños infantiles-, de carearse con su proyecto y destriparlo a derechazos.

Una vez han eliminado lo superfluo y han visto lo que hay detrás, el esqueleto que les puede sostener, lo han alimentado, pulido y colocado en la vitrina del éxito personal. Se llama confianza. Confianza en tus posibilidades. Se llama realismo. Una observación objetiva de la meta.

El camino entre uno y otro se recorre a base de entreno.

La primera condición que se debe dar para adoptar la idea permanente de que hay que mejorar es saberse NO suficientemente bueno.

- Toni Nadal. Entrenador de Rafael Nadal

Piensa: ¿por qué crees tú que te falta confianza en tu día a día como inmobiliario?

Te daré una buena noticia: la respuesta es más sencilla de lo que puede parecer. Y es que la falta de autoestima no es sino la reacción, lógica, de nuestra mente al miedo.

Miedo. Negrura. Pozo. Caída.

Montaraz lenguaje. Certero lenguaje.

Exacto.

Cada uno de nosotros ha vivido bueno, malos, peores y espléndidos momentos. En todos ellos, ha habitado el miedo. Actúa como látigo en nuestro día a día.

El equilibrio en la confianza se consigue conociendo, dominando y utilizando los miedos para avanzar como agente inmobiliario.

Es curioso. Apenas nos fijamos, pero lo cierto es que convivimos con personas que ocultan a nuestros ojos sus temores sin ser capaces de verlo. Tal es el poder que ejercer el miedo en nosotros.

¿Cuáles son los problemas de confianza más habituales entre los agentes inmobiliarios?

Por un lado, me he encontrado con tímidos vocacionales que viven su personalidad como un elemento que les resta valor. Error.

El más habitual es el relacionado con un autoestima bajo o muy bajo (en los casos más graves). Tratable ;).

Un tercer cuadro médico tiene como protagonista al estrés. Remember... remember... cómo convertir el estrés en un aliado. Solución.

Por último, entra en el tablero la ansiedad. El miedo escénico puede llegar a dominarte, si le dejas. Control.

Los cinco golpes ganadores para afianzar la confianza en ti mismo

1. Diagnóstico del ring. Mira. Observa. Estudia. Analizada. Calibra opciones. Ataca. Cada agente inmobiliario somos un universo de emociones. Saber gestionarlas o dejar que te arrastren, ahí reside la diferencia.

2. Conocimiento del rival. Tranquilo, no hace falta que vayas muy lejos a por él. Lo tienes en tu interior. Conócete primero a ti mismo y usa bien toda la información: ¿de dónde surgen mis miedos? Aleja siempre la tentación del victimismo: te consumirá una energía que puedes emplear en tu proyección como inmobiliario.

3. Alimenta tu confianza: dedícate un tiempo para ti. Para reflexionar, alejarte de todo y quedarte a solas contigo mismo. ¿Asusta? Pues que no lo haga. Son pequeñas dosis de lección de vida.

4. El control manual, siempre.  Solo así puedes reaccionar cuando ataca el miedo más auténtico (el más obscuro) de forma tranquila y profesional.

5. Actúa, con confianza. No se trata de interpretar un papel, ya lo hemos visto al inicio, sino de ser auténticos. Ser confiables y transmitir que si nosotros y quienes nos rodean confían en ti, por qué él, como comprador o vendedor, no va a confiar?

Recuerda: si hay que patear culos, que al menos el primero sea el tuyo.

El marketing inmobiliario debe conectar con el cliente

El marketing inmobiliario debe conectar con el cliente

Bien. Ya rozamos con los dedos de las manos el objetivo. El siguiente paso es aplicarlo a nuestro marketing inmobiliario.

En él, no me cansaré nunca de repetirlo, influye, ¡y de qué forma!, nuestra capacidad de comunicar.

En nuestro sector, queridos colegas, la seguridad en nosotros mismos es una emoción que, lo queramos o no, se transfieren en el proceso de compraventa.

De ahí la importancia de entrenar duro nuestra confianza. Si somos conscientes de nuestras debilidades, pero las dominamos;

Si tenemos en cuenta los miedos que nos van a atenazar durante la operación (ya sea la captación, la visita o la negociación), y los mantenemos a raya, daremos un salto cualitativo en nuestra carrera como agentes inmobiliarios.

Cuando nos pongamos frente al cliente, transmitiremos seguridad, confianza. Oro molido, amigos míos.

Desde mi experiencia como gestor de equipos, os diré que hay un elemento clave: especializarte conociendo cada detalle de tu mercado.

El conocimiento es poder. En tu caso, poder de persuasión. Recuerda que no vendemos casas sino experiencias.

Y para recrear una experiencia tienes que haberte echado sobre los hombros la armadura del conocimiento -llámalo técnicas de ventas, de negociación: llámalo X-.

Al final todo se reduce a cómo utilizas tus armas de marketiniano inmobiliario para conseguir que el cliente confíe en ti.

¡Despierta tu espíritu de superación!

Al mismo tiempo, ganarte esa autoconfianza enciende en ti un nuevo impulso para mejorar. Entra en liza el afán de superación que tienes dormido. ¡Sacúdelo!

Sigue formándote y alimentando tu mochila de lucha por dominar y utilizar el miedo. Innova, yerra, cae y levántate otra  vez. La toalla aún puede soportar mucho más sudor.

Tampoco te obsesiones. Este es un peligro latente. Un yang del afán de mejora. Recuerda lo que hablamos sobre establecer unos objetivos y unas prioridades.

Encuesta, quiero escucharte.

Cuéntame aquí cómo puedo ayudarte mejor. Sólo te llevará menos de 5 de minutos.

Espero leerte y estar generando material útil para ayudarte muy pronto.

Junto a ello, nada mejor que rodearse de una armada con los mejores agentes inmobiliarios. Sin ir más lejos, el fin de semana pasado tuve la oportunidad compartir varios días en Lanzarote en el III Congreso Inmobiliario de Acegi con agentes y gerentes inmobiliarios que tienen en su haber grandes resultados.

En estas situaciones, me gusta preguntarles cómo han llegado a esos números, cuáles son sus estrategias.

Ellos confiesan que la perseverancia, el conocimiento y la preparación continua son sus claves. Si ellos son capaces de hacerlo, tú también.

Este tipo de eventos nos abren una maravillosa vía para aprender con todos los ponentes; y en este evento el nivel fue muy alto: Moisés Ruíz, Fernando García Erviti, José Juan Muñoz, Luis Iglesias, Rocía González, Jordi Pol, Leonardo Cromstedt, Francis Ariza, Juan Haro, entre otros muchos. 

De allí me he traído tres grandes faros:

- La confianza se puede entrenar y se debe entrenar

- El marketing inmobiliario ha mutado sin vuelta atrás.

- El agente inmobiliario debe saber explotar el poder del marketing inmobiliario de contenidos, redes sociales incluidas, formarse una fuerte marca personal, y dominar los entresijos del potencial del vídeo como canal de comunicación.

Siendo así, nos postularemos como referentes inmobiliarios en un sector en el que la publicidad tradicional no es bien recibida. Hoy tenemos que conectar con nuestros clientes si queremos llamar su atención.

En mi caso, lo más duro, a nivel personal, fue comprender, que lo que hoy forma mi rutina diaria pudo serlo años atrás. Lo bueno, que si lo hubiera hecho, ¿quién sabe si tú y yo estaríamos hoy cara a cara -bueno, pantalla a pantalla-, buscando nuestra meta individual?

Hemos llegado. El AVE ha entrado en la estación. ¿Qué rumbo tomarás?

Cómo definir tu cliente ideal en redes sociales

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

cliente ideal para agentes inmobiliarios por Carlos Rentalo

Muchos me comentáis que sí estáis satisfechos con vuestros clientes. Al fin y al cabo, son el público al que queréis llegar. Enhorabuena. Estás más cerca de tu éxito como agente inmobiliario.

A pesar de ello, me temo que tengo que darte una noticia menos buena. Probablemente estés malgastando parte de tu esfuerzo en un cliente que no te da todo el potencial que puedes alcanzar.

Lo hemos visto en anteriores artículos. Hay clientes que son tóxicos, aún siendo parte de nuestro cliente potencial.

El cliente objetivo no siempre es tu cliente ideal

No todos los clientes que te abren una oportunidad de negocio, este es bueno para ti o para tu agencia inmobiliaria. Por increíble que te pueda parecer, no todo el trabajo es bueno.

A pesar de todos los años de experiencia que hayas podido acumular, inevitablemente alguno se cuela sigilosamente en tu agenda de inmobiliario. Lidiar con ellos es difícil. Pero tenemos que enfrentarlos de frente y sin titubeos.

Tu foco tiene que permanecer fijo en tu cliente ideal. Veamos cuáles es la diferencia entre clientes objetivo y clientes ideales.

El público objetivo lo forma el grupo de personas que se necesitan tus servicios. El cliente ideal tiene un problema que solo tú puedes dar solución, y además es plenamente consciente de esa necesidad.

El público objetivo tiene una necesidad pero no siempre está dispuesto a valorar el servicio necesario para satisfacerla; tu buyer persona sabe que necesita una vivienda y valora tu intermediación como profesional, sin regatear tus honorarios.

¿Conoces estas situaciones? ¿Las estás viviendo? Entonces tienes que plantearte muy seriamente qué estás haciendo para atraer a este tipo de clientes tóxicos y cortarlo. De raíz.

Tan importante es saber cuál es tu público objetivo como agente inmobiliario como saber enfocarte hacia el cliente ideal.

¿Cuántas veces no has dedicado horas y horas con un cliente para no terminar de cerrar la compraventa? Decir que no a quien te roba energía, tiempo y limita la consecución de tus objetivos profesionales te hará mejor asesor inmobiliario.

De verdad. No vale la pena malgastar tu capacidad en aquellos clientes que ni están interesados en tus servicios ni quieren valorar el tiempo que inviertes, has invertido e invertirás en sacarlo adelante.

Cómo puedo encontrar a mi público ideal en las redes sociales

Solo cuando conoces bien con quién quieres trabajar, podrás crear y ejecutar una estrategia de marketing inmobiliario exitosa.

Este cliente ideal que tanto te insisto en encontrar,  presenta unas particularidades muy concretas:

Por un lado, busca en Internet antes de contactar con el agente inmobiliario. Busca casas en venta, busca inmobiliarias, y busca opiniones sobre nosotros.

De todo eso se nutre con en unas únicas horas de búsqueda. Por ello, insisto, nos jugamos el todo con nuestra estrategia de marketing digital inmobiliario y con nuestra marca personal.

Por otro, es una persona activa en la Red, lo que no quiere decir que sea usuario de todas las redes sociales, pero en las que está, las utiliza en su día a día, como profesional o a nivel personal.

Y siempre nos está dando pistas sobre sus deseos, necesidades, expectativas y situaciones. Solo tenemos que abrir nuestros sentidos y percibirlo.

Aquí es donde entran las redes sociales como parte de tu camino al éxito como agente inmobiliario.

Social Research> Social Engagement > Social Selling

Twitter, Facebook, Instagram, YouTube... todas las redes sociales se nutren de dos elementos. A saber. Los usuarios y sus relaciones. ¿Cómo establecen esas relaciones? Con contenidos.

Los contenidos adoptan diversas formas: hay quien solo publica gifs graciosos; otros replican sin pararse a leer los contenidos de sus referentes; la creación de contenido original es minoritaria -aquí, avanzo, reside nuestra ventaja competitiva frente a los inmobiliarios que continúan en su zona de confort-.

Pero todo es contenido. Seguimos a alguien por el contenido que publica. De esta forma, tejemos las redes de relaciones virtuales.

Ahora para un momento. Reflexiona en lo siguiente: tienes un perfil en Instagram o en Twitter. ¿Has posteado publicaciones -contenidos- en los que has utilizado etiquetas (hashtags, #)? Sí, ¿verdad? ¿Y al poco tiempo te han seguido, dado a me gusta o guardado tu contenido? Así funcionan las redes multiplicadas de lo socialmente digital.

Cambiamos el enfoque. Te propongo que ahora mismo agarres tu móvil, y abras la red social que más te apetezca consultar. ¿Ya? ¿Espero? Vale. Teclea vender casa o busco casa, o lo que tú piensas que pregunta a Google tu cliente ideal.

Carlos Rentalo Twitter

En este caso, la captura es de Twitter. Suficiente para lo que os quiero mostrar. Mirad atentos la imagen. Por un lado, en la parte superior podemos filtrar según varios criterios (destacados, recientes, personas, fotos, etc.). El cuerpo central siempre lo forman los post que publicamos. Aquí ya podemos ver cuáles son las etiquetas relacionadas,  dónde anuncian su necesidad, con quién estamos relacionados mutuamente...

En definitiva, dos palabras para obtener valiosa información. Crúzala con tus conocimientos, empápate de lo que comunica tu comunidad, contrasta con una búsqueda más global en los buscadores, por ejemplo, y en tus círculos más próximos... Esto es un social research o investigación de mercados en medios sociales.

Aquí os muestro la fórmula más sencilla. Pero las posibilidades son infinitas.

Te recomiendo:

Cómo realizar búsquedas avanzadas en Twitter e Facebook [YouTube e Instagram las dejamos a un lado, de momento ;)]

Una vez que hemos obtenido esta información, llega el siguiente paso. Interpretarla y sacar nuestras conclusiones sobre qué busca nuestro cliente ideal, dónde lo busca, y qué podemos aportarle nosotros.

Bienvenido a la fase de social engagement.

Aquí, no hay trucos de magia, sino pura especialización, puro contenido, pura interacción. Las redes sociales, nuestras redes sociales, son lo que nosotros hacemos con ellas.

Pueden mostrar nuestro conocimiento y nuestra ignorancia; pueden ayudarnos a encontrar clientes ideales, o hacer que los perdamos.

La tecnología o la revolución tecnológica no es ni buena ni mala. Estos solo son aplicables a lo que hacemos con ella.

Trabaja a conciencia, con un plan, unos contenidos - aprovecha la información que nutre la red para encontrar nichos en los que tú puedes aportar algo diferente y útil-, tu presencia online.

Habrás avanzado un paso más para ganarte la confianza de tu cliente ideal.

Enhorabuena, estás ya en modo social seller. O lo que es lo mismo, conoces, comprendes, dominas y utilizas las redes sociales para atraer hacia ti a ese cliente ideal para avanzar en tu carrera como agente inmobiliario.

Tips para atraer más clientes a través del Social Selling

Escucha, ve, lee. Monitoriza todo aquello que  te va a permitir conocer de forma inmediata las necesidades, problemas, deseos y soluciones de tus potenciales clientes.

Genera confianza. Ofréceles de forma incondicional tus conocimientos. No trates de vender en frío en un medio que es caliente. O enfriarás la futura relación.

¿Tienes optimizado tu perfil? Revisa tu biografía en cualquier red social. ¿Qué dice de ti? ¿Oculta algo que puede aportarte ventaja competitiva?

Sé coherente. Sé auténtico. El dicho "Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo" sigue muy vigente.

Mantente en permanente actualización. Me tiene fascinado la capacidad de evolución de los medios sociales. Esta exigencia de permanecer atento a las novedades, desarrollar la capacidad de adaptarte a ellas y adaptarlas a tus propósitos, me atrae irremediablemente.

Piensa en el medio y largo plazo. El social selling o venta a través de las redes sociales no consiste precisamente en mira lo que me ofrece, lo compro. No. Primero te tiene que mirar; luego seguir a ver qué ofreces; después, compara; y si no encuentra nada mejor vuelve a ti.

No vender hoy no significa que las redes sociales no te sirvan. Necesitan un tiempo de maduración, como el buen vino.

EXTRA. EXTRA.

De forma inconsciente, a lo largo de todo este proceso has aprendido a identificar no sólo quién es tu cliente ideal sino cuáles son las redes sociales perfectas para conectar con él.

Has sembrado tu primer gran hito dentro de tu estrategia de marketing inmobiliario de contenidos.

historias inmobiliarias

Qué es el storytelling y cómo aplicarlo al marketing inmobiliario

By Carlosrentalo | Marketing Inmobiliario

carlos rentalo historias inmobiliarias

¿Has hablado últimamente con un niño? Fíjate en cómo ellos nos cuentan su día a día. ¿Sabes lo que me ha pasado hoy en clase? ¡Mira lo que hizo fulanito! Mamá me ha contado un secreto.

Claro. Te llega un niño con estas interrogantes, y esa expresión de "buff, tengo algo superimportante que contarte, y se trata de un secreto que me han dicho que no puedo contar a nadie".

Amigo mío, has sido estoriteleado. [Vale sí, me acabo de inventar el palabro y vas a ir a la RAE a chivarte ;)]

El niño ha llamado tu atención; te cuenta esa historia con pasión, con una gestualidad -inconsciente- que te atrapa. Y si por lo que sea no termina el relato, te quedas con las ganas de saber cuál sería su final.

Es el viejo oficio de contar historias.

Nos chiflan las historias. Nuestra naturaleza demanda historias:

- Si te encuentras con un colega inmobiliario, y quieres impresionarle, estableces un relato de tus novedades.

- En un evento inmobiliario cuentas tu última "gran" captación;

- Cuando hablas de un hobby o de tu vocación a alguien que no sabe de ello;

...En las situaciones más cotidianas brotan las historias de nuestra mente. En nuestro subconsciente todos llevamos de serie un narrador.

Los inmobiliarios tenemos siempre sobre nosotros la tentación de dejarnos arrastrar por la tónica y las tendencias dominantes del sector. Mi reto es que miremos más allá, kilómetros más allá de nuestras narices.

¿Cuál es el objetivo que persigues contando las historias que cuentas? Si te paras a pensarlo bien, tenemos un objetivo claro: entretener a la otra persona, convencerla de que esto o aquello es extraordinario (o todo lo contrario).

El storytelling es el arte de contar historias que cautivan y convencen

.

Cautivar y convencer. Las dos llaves maestras con las que debes jugar, storyteller, para convertirte en el mejor agente inmobiliario.

¿Cuáles son los ingredientes mágicos para narrar buenas historias?

Érase una vez...

¿Te acuerdas de cómo comenzaban los cuentos? Sí. Érase una vez ...

Ante ti, una gran promesa: algo interesante que ya quieres saber cómo sigue.

Érase una vez... en algún tiempo, verdadero o simulado. Punto número dos.

Da igual que el Rey León no fuera verdad; lo que nos gustaba es que podía ser verdad; lo mismo que en ese cuento era el Rey León podría ser... cualquiera. ¡Hasta yo mismo!

De pequeño no te das cuenta de estos matices. Seguro que a partir de hoy, estarás más atento, sobre todo si tienes niños pequeños en casa.

La vida es como una caja de bombones

Que levante la mano quien no ha visto Forest Gump. ¿Sí, verdad? Ahora vamos a darle la vuelta a la historia: desde que aparece Tom Hanks en pantalla hasta que resuelves el dilema de qué hace un hombre en un banco sentado hablando de su vida, ¿qué hay en medio?

Exacto. El entramado de la historia. Avanza, tienes flashbacks -el mejor flashback de la historia del cine, en mi humilde y no experta opinión, es la intro de Apocalipsis Now, que también es un storyline para analizar-, elipsis temporales, avances en la trama...

Todo ello tiene una meta: hacer que la historia sea creíble. Nos conduce por ella hasta tenernos en el punto de querer saber cuál es el final.

El héroe está en camino

¿Alguno ha leído la Biblia? ¿o el Corán? ¿O a los mitos clásicos? Me dirás: "Carlos, esto qué tiene que ver con la religión y las creencias".

Más de lo que pensamos, si nos paramos a pensar. Porque...¿qué son todos ellos? Me refiero a su forma abstracta.

Cuentos. Leyendas. Historias (algunos dirán que para no dormir). Y todas tienen un elemento en común: hay un héroe, alguien que se erige como defensor de una alta idea. A él acuden o él vence.

Volvemos al principio. No son historias reales, narradas tal cual, pero sí tienen visos de realidad. Pudieron ocurrir. Probablemente sean un compendio de retazos de muchas vidas de las que se extrae una idea principal. Y esa es la que se defiende.

Al final... todo se precipita

Y de su defensa, se obtiene una conclusión del hecho. Una moraleja. Una sabiduría. El poso que vas a dejar.

Storytelling inmobiliario o el arte de narrar historias que cautiven para asesores inmobiliarios

Vale, Carlos. Me gusta lo que me propones. Pero, ¿cómo consigo aplicar todo eso en el marketing inmobiliario?

Para iniciarnos en esto del storytelling inmobiliario, os propongo un sencillo ejemplo práctico. Un pequeño desafío para que rompamos el hielo y comencemos a disfrutar del poder las palabras.

Coge un papel, un bolígrafo y escribe a mano en la parte superior, como título: «Breve autobiografía del mejor agente inmobiliario».

¿Ya? Ahora, como subtítulo, añade: «El mejor día de mi vida como agente inmobiliario».

Rememora, cuenta, describe, narra un acontecimiento feliz de tu vida como inmobiliario.

¿Necesitas tiempo? No te preocupes. Te dejo a solas con tus pensamientos y tus recuerdos. Cuando lo tengas preparado, sigue leyendo.

¡Esto solo es el principio!

[Para quienes vais a seguir leyendo dejando a un lado mi propuesta de reto]

¿Sabes cuántos años vas a vivir?

Pues según relata el libro "La Ciencia del Lenguaje", puedes hacer un cálculo muy aproximado de cuán longeva será tu vida... según tu lenguaje.

Si eres una persona positiva, que enfrenta la vida con optimismo, con ganas de hacer cosas, de crece constantemente... ¡enhorabuena! Vas a vivir más años con respecto a tu antagónico.

¿Te preguntas si esto es real? Echa una ojeada al libro y después intercambiamos ideas.

El misterio reside en el lenguaje. Así es. En cómo lo utilizamos para expresarnos en nuestro día a día; y sobre todo, para hablar de nosotros mismos.

[¿Todos reenganchados? Genial. Seguimos.]

Su diagnóstico es muy rotundo: cuantas más palabras positivas utilicemos, y con más intensidad, más longevos podemos llegar a ser.

Según parece, nuestro cerebro tiene cierta propensión o debilidad por las emociones positivas como vehículos para construir instantes positivos; y estos dan forma a cómo interpretamos el mundo; lo que a su vez influye en cómo percibimos lo que nos rodea (personas, hechos, situaciones...), y ello deriva en un bienestar... o en un malestar.

Porque, ojo, todos tenemos un pequeño Dark Vader en nuestro interior que trata de adueñarse de nuestro positivismo mediante las palabras.

 

carlos rentalo neuromarketing

Esto es lo que llaman neuromarketing, y su instrumento preferido, el copywriting. Que traducido al castellano que nos alimenta, sería algo así como el arte de hacer que las palabras emocionen al cerebro.

Volvamos al ejercicio. ¿Lo tienes delante? Vale. Ahora leélo.

¿Emocionado? Lo sé. Parece que es otra persona, que no eres tú. Pero sí.

Si eres capaz de emocionarte a ti mismo con una historia que has vivido, que conoces, ¿qué no podrás conseguir cuando te enfrentas a una venta de una vivienda?

¿Cuántas historias similares has conocido en toda tu vida?

Carlos Rentalo storytelling inmobiliario

Todos estos recursos están en nuestro interior. Hoy disponemos de medios al alcance de todos para canalizar todo este conocimiento hacia nuestra marca personal.

¿Quiénes son los bloggers que sigues? Aquellos que te transmiten cercanía, igualdad, conocimientos, situaciones más o menos íntimas de las que han aprendido algo.

Lo mismo nos ocurre con las redes sociales. Hay muchas agencias inmobiliarias que postean y postean como autómatas. ¿Qué impacto tienen? Ninguno.

En cambio, personas que aportan un toque de color en el universo gris, esas sí son capaces de llegar a millones de personas de todo el mundo. Todo se reduce a emociones.

Carlos Rentalo storytelling

Abandona de una vez por todas lo racional y pásate al marketing emocional. Esto es comunicar. Esto es el marketing inmobiliario.

Y recuerda: la mejor historia jamás contada es aquella en la que todo parece improvisado, pero todo está milimetrado.

¿Cuál es tu historia?

¿Recuerdas las 3 charlas TED que todo agente inmobiliario debe ver al menos una vez en su vida? Vuelve a verlas otra vez, y dime: ¿las miras con otros ojos?