.

Category Archives for "Agente Inmobiliario"

claves súper agente inmobiliario

[INFOGRAFÍA] 11 Claves para ser un súper agente inmobiliario

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

Muchas veces me he preguntado que hubiese hecho diferente cuando comencé como agente inmobiliario, el 5 octubre de 2003.

Recuerdo que quería hacer mi primera venta lo más rápido posible y cobrar mi primera comisión. Necesitaba dinero, y no pensaba en nada más que en VENDER.

Cometí muchos errores en los primeros meses porque no tenía una técnica de venta depurada ni un gran conocimiento del mercado.

Han pasado casi 15 años pero todavía me sigo preguntando si esto todavía sigue pasando en los nuevos agentes inmobiliarios.

La semana pasada lancé una pregunta al grupo privado de Facebook que coordino:

¿Cuál crees que el principal problema que tiene un nuevo agente inmobiliario hoy en día?

Once expertos comentaron los principales problemas e hicieron sus recomendaciones para ayudarte a convertirte en un súper agente inmobiliario, si estás iniciando tu carrera. 

Con la excelente información que compartieron los compañeros elaboré esta infografía con las 11 claves para ser un súper agente inmobiliario.

infografía agente inmobiliario

Ha llegado la hora de que los agentes inmobiliarios presten atención y comprendan cómo se forma una comunidad, y cómo ayudar a otros agentes inmobiliarios. Esto no es una moda sino un estilo de vida.

Una de las mejores maneras de aportar valor es comprender los colectivos mejor de lo que ellos mismos se comprenden. Para ello se necesita identificar a los agentes inmobiliarios más implicados y participantes dentro de la comunidad y entenderles.  

Comparte la infografía si estás de acuerdo con las claves o sugiere nuevas en los comentarios del artículo.

Gracias a los compañeros y compañeras por la aportación. 

La comunidad inmobiliaria IMPORTA. 

[INFOGRAFÍA] 6 Características del buen líder inmobiliario

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

Tener un rol de líder dentro de una agencia inmobiliaria es algo motivador pero a su vez exigente. Un buen líder inmobiliario no puede detener su formación, tiene que entrenar sus habilidades sociales y además debe estar siempre al tanto de los cambios que puedan venir en el sector de la intermediación inmobiliaria. También tiene que conocer a la perfección las herramientas que ayuden a avanzar con éxito al equipo de agentes inmobiliarios.

Son muchas las características que puede tener un buen líder inmobiliario, pero en esta infografía he seleccionado las 6 características esenciales para liderar un equipo de agentes inmobiliarios. Si las reúnes todas, enhorabuena, partirás con ventaja a la hora de liderar un grupo de agentes inmobiliarios, pero recuerda, no te conformes ni te relajes, siempre hay que seguir mejorando porque en esta época puede suceder cualquier cosa en el sector inmobiliario. 

carlos rentalo blog

La competencia: pura energía para el agente inmobiliario

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

carlos rentalo blog

En este episodio del podcast de la"Academia de Marketing Inmobiliario" de Carlos Rentalo, te hablamos de la competencia del agente inmobiliario.

Escuchar en IVOOX

Escuchar en Spreaker

Suscríbete gratis al podcast Academia de Marketing Inmobiliario, o síguelo en:

iVoox 

Spreaker

Esta semana coincidí en el AVE de Barcelona a Madrid con un gerente inmobiliario con el que estuve conversando sobre la escasa competitividad que tienen en general los nuevos asesores inmobiliarios por falta de "agresividad" comercial.

Un tema que me viene preocupando desde hace ya meses y que se está viendo confirmado a fuerza de escuchar a muchos colegas.

Creo que hay mucha falsa creencia de qué es ser un agente inmobiliario, qué carne ponemos en el asador, y cuánto cuesta llegar a ser alguien en este campo.

La competencia es una de las fuerzas más poderosas en la sociedad.

El sector inmobiliario es competitivo. Muy competitivo. Piensa por un momento en la cantidad de agencias inmobiliarias que hay en tu zona. Decenas.

Tenemos que competir en lagos muy pequeños en los que todos queremos pescar.

Que existan más pescadores que pescados puedes verlo desde dos ópticas muy diferentes:

  • a) Hay mucha competencia, por lo que si los resultados no acompañan, la responsabilidad, qué bien, puedo hacerla extensible a la situación y el momento poco propicio.
  • b) Genial. A ver si estos pescadores tienen alguna técnica nueva que me ayude a mí a sacar mejores peces

Hay que ser competitivo, sí, al final el lago es el que es y hay que convivir con ello. Pero se necesita una escala de valores: marcar tus objetivos, hacerte fuerte en tu zona y pensar a largo plazo.

carlos rentalo frase

Y tú, ¿cómo afrontar la competencia?

Te voy a contar un ejemplo que me ha ocurrido no hace mucho.

En uno de mis viajes, al montarme en un taxi, he aquí que me sorprendió lo siguiente:

El taxista, un hombre de mediana edad, con sus canas, un móvil no de los nuevos, me pregunta nada más ponerme el cinturón de seguridad si la temperatura del vehículo está a mi gusto y si tenía alguna emisora que quisiera escuchar.

La mera existencia de la competencia te fuerza irremediablemente a salir de tu zona de confort.

Este hombre podría haber actuado perfectamente como cualquier otro taxista de los que seguro que conocéis en primera persona.

Pero para él, la competencia que tanto aparece en los medios y tanto uso parecen dar los usuarios, le ayuda a mejorar en su servicio.

Si él no hace algo por agradar al cliente, el cliente se irá a otro sitio a consumir lo que necesita. Así de crueles somos como ciudadanos consumidores.

Ello me anima a pensar que si en un sector que estamos viendo cómo se aferra a sus viejas maneras, parece ser que algo puede estar cambiando, aunque solo sea una persona, o un grupo de personas, ¿por qué no en el sector inmobiliario?

El taxista ha salido de su cubículo y a mirado más allá de la ristra de taxis a la zona en la que están esperando los clientes.

El resultado final: una mayor satisfacción del usuario. Y un refuerzo de una profesión que no siempre se presenta con adjetivos positivos.

La agresividad comercial bien entendida es buena, pero puede ser muy perjudicial sino se aplica con criterio y valores.

Profesionalización inmobiliaria

Con estas dos palabras podríamos resumir el objetivo que me he marcado para este artículo. La nuestra, es una profesión extraordinaria pero que afronta hoy un gran riesgo.

Al menos eso es lo que percibo de mis conversaciones con colegas.

Porque el buen momento que está viviendo la compraventa de viviendas nos hace ser muy atractivos como una forma fácil de ganarse la vida.

Desde ya te digo que si eres de los que piensas así, te equivocas. Totalmente, además.

El sector inmobiliario es altamente exigente si realmente quieres llegar lejos. 

Ya no es solo la competencia. Sobre todo lo es por el cliente.

Intenta recordar al cliente que para ti ha sido el más difícil de conseguir en el último año. ¿Cuáles eran las principales barreras que tuviste que sortear para ganartelo?

Por experiencia, te puedo de enumerar casi con exactitud meridiana los momentos de crisis. A saber:

- Ha buscado otros intermediarios inmobiliarios por la zona.

- Ha investigado si tu agencia tiene muchas o pocas reseñas en Internet, y de qué tipo son.

- Te ha llamado en espacios de tiempo diferentes y te ha puesto a prueba si conoces la zona, la vivienda (que él ha visto previamente en Internet), el sector...

... podríamos seguir hasta que nos hiciéramos viejos.

Al final, la conclusión es la misma: la crisis de ventas del agente inmobiliario se produce debido a la falta de confianza del cliente.

Y esto es algo que no nos podemos permitir.

Está en juego la felicidad del cliente.

Yo vendo porque tú compras. Sin ti, mi labor queda en un limbo. Nuestro objetivo diario es conseguir ser útiles para otros.

Y serlo desde uno valores. Desde un código personal y profesional. Se trata de profesionalizar la acción inmobiliaria.

Eres mi competencia. Eres parte de mi equipo

Una de las cosas que aprendí de correr maratones es a competir contra ti mismo. Este es el mayor desafío de la carrera inmobiliaria.

Comencé con la idea clara de que sí, nunca iba a ganar nada corriendo una maratón. Bueno, matizo. Iba a ganar algo más valioso para mí que todo el oro del mundo: un compromiso personal e intransferible conmigo mismo.

A eso es a lo que me agarro cada día de entreno. Entreno para mantener ese contrato no escrito, pero sí marcado a fuego en mi interior.

Preparar una maratón, o media, te exige establecer un plan a seis meses y la constancia de saber que no puedes fallar ni aunque llueva o haga un frío del carajo. Compites contra ti mismo.

Si resulta complejo concluir un reto personal, comenzar como asesor inmobiliario sin que exista una cultura de la colaboración dentro de la agencia, lo es aún más.

Los compañeros y colegas de profesión son potenciales maestros a los que seguir como los aprendices seguían a los filósofos en la Grecia Clásica.

Personalmente me gusta potenciar la ventaja competitiva del grupo de colaboradores para ser más productivo, y más eficiente, y así superar a mis competidores. 

Lo he dicho en más de un texto, y lo dejo caer de vez en cuando en mis redes sociales.

Para una agencia inmobiliaria, y para el inmobiliario no hay nada más importante que el cliente; y al final de todas la prioridades, se debe situar el beneficio.

Los años vividos ya en este mundo me reafirman: solo existe venta cuando las cosas se han hecho bien.

Esto es, hay un asesor inmobiliario inquieto, competitivo, que se esfuerza cada día, para ser el mejor de su zona, que no se conforma con que una vivienda se haya vendido bien, sino que la siguiente tiene que mejorar.

Sin un ambiente propicio, esto se diluye. Si no se fomenta este espíritu de esfuerzo, conocimiento e inteligencia comercial -como lo denomina Luis Bassat-, quedaremos embarrados en la mala concepción que en muchas ocasiones nos acecha.

Trabajar en equipo dista mucho de parecer un camino de rosas. Tampoco está plagado de espinos. Se necesita simplemente una coctelera con los ingredientes que acabamos de mencionar -una oficina compenetrada, un individuo con espíritu de superación y compromiso-, y ahora añado la tercera pata: el líder.

No me refiero al jefe. Ojo. Que este error es más común de lo que nos gusta reconocer. Tú tienes potencial para ejercer de líder sin que para ello sea condición imprescindible contar con un cargo directivo.

Tienes madera de líder al especializarte. Esta especialización te confiere referencialidad. Confianza. La confianza, ya lo hemos visto, te hace más permeable a identificar a otros especialistas en campos que tú no dominas.

Del mismo modo, estos profesionales inmobiliarios tienen (o deberían tener) la antenas de captación activas para percibir tu señal (tu especialización).

Es pura física. Los polos opuestos, se atraen.

La colaboración entre profesionales inmobiliarios es fundamental. Por eso tienes que estar acostumbrado a colaborar con tus competidores directos .

Hay muchas oportunidades que surgen de la colaboración entre agentes de otras marcas. 

carlos rentalo

Más calidad y atención al cliente.

Hay que diferenciar entre agente competitivo, que reconoce el buen trabajo de los colegas, de aquellos que son incapaces de reconocer el buen hacer y los resultados de otros -que al fin y al cabo van a redundar en un beneficio derivado para ti-, por el simple hecho de ser demasiado orgulloso y no saber perder. 

Como agentes inmobiliarios, tú, yo, todos nosotros tenemos un deber que cumplir: ofrecer la mayor calidad a cada uno de los clientes.

Para ello, primero tenemos que saber identificar nuestros límites y nuestras posibilidades, saber valorar a los demás, y tener la altura de miras de entender que si rechazas el éxito de tu agencia competidora te estás condenando a no evolucionar, y por extensión, limitas a tus agentes.

Es una cadena. Somos simples eslabones en algo muy grande. Que puede ser extraordinariamente grande. Depende de cada uno de nosotros que lo logremos.

motivación inmobiliaria

Los agentes inmobiliarios están hechos de sueños

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

motivación inmobiliaria

Todos los agentes inmobiliarios soñamos con lograr cosas.

En este episodio del podcast de la"Academia de Marketing Inmobiliario" de Carlos Rentalo, te hablamos de los sueños.

Escuchar en IVOOX

Escuchar en Spreaker

Viajar por todo el mundo. Tener éxito en la vida. Comprar una mansión. Ser campeón de boxeo... Podría pasarme media vida enumerando sueños.

Todos muy bonitos. Pero, desafortunadamente, muchos sueños aparecen perdidos en el limbo de 'algún día'.

Porque sólo unos pocos agentes inmobiliarios consiguen sus metas. ¿Quiénes son estos? ¿Acaso tienen superpoderes? ¿Son seres de otro planeta?

No, la clave está en tu mente. Ahí es donde nace el éxito. De la capacidad de afrontar esas barreras, que en muchos casos nos las cargamos nosotros mismos a las espaldas.

Cuando comenzaste como agente inmobiliario, estoy seguro que tenías un sueño. Algo que te movió con fuerza y que consiguió eliminar  las excusas que tenías sobre la profesión y te hacía vibrar con energía en la lucha por alcanzar tus sueños.

Con el tiempo, nos vamos olvidando del motivo que nos hizo comenzar con tanta pasión y determinación en el sector inmobiliario.

Tranquilo, es algo que nos ocurre a todos en algún momento. Visto con perspectiva, casi me atrevería a decir que incluso se trata de una situación con cierto aire cíclico.

Lo importante, lo realmente importante, es cómo vemos ese ciclo:

Puedes verlo como un embudo o puerta hacia el abismo de la conformidad.

Puedes utilizarlo como un motor de impulso para alcanzar tus sueños.

"Estamos dando vueltas y volviendo al mismo lugar". Seguro que tú, y tú, y tú también, en los viajes familiares, has escuchado esta frase. Ahora yo te pregunto: ¿Qué haces para salir de ella?

  1. Te obcecas en seguir igual, y permanecer ese círculo vicioso.
  2. Reconoces que no sabes cómo salir; entonces bajas la ventanilla y preguntas.

¿En qué punto te encuentras tú?

Sea cual sea tu respuesta, mi objetivo con este artículo de mi blog para agentes inmobiliarios pasa por que, al menos, sientas la tentación, aunque sea mínima, de reflexionar sobre dónde estás y dónde quieres llegar.

Formación agente inmobiliario

Porque al final, todo esto se trata de abrir nuestra mente. Actuar sobre aquello que no nos funciona y, sí, también sobre lo que sí nos resulta, para seguir avanzando.

El hombre, por naturaleza, es evolutivo. Los agentes inmobiliarios deben evolucionar.

Quedarnos quietos es una actitud antinatural en nosotros. Somos seres inquietos. De verdad.

Si no me crees, piensa en lo siguiente.

Cuando ves a los agentes inmobiliarios cómo aumentan sus resultados de facturación en sus agencias inmobiliarias, o montan otra nueva agencia inmobiliaria... ¿no sientes ni siquiera un mínimo de cosquilleo de 'ese podría ser yo'?

De esto se trata. De sacarte del limbo del 'algún día'. Ese día ha llegado. Ese día comienza hoy.

Las 10 barreras que te separan hoy de tus sueños inmobiliarios

Insisto. Todos somos humanos. Todos tenemos días buenos, días mejores y días horribles. Al mismo tiempo, y en esos instantes de duda, la mente pone en marcha una serie de mecanismos muy perversos.

Los reconocerás fácilmente, aunque en cada uno de nosotros se manifiestan de una forma. Tal es la diversidad de los hombres. Miedo. Imposibilidad. Pasividad. Parálisis.

¿Los conoces? Viejos amigos que nos visitan de vez en cuando, en momentos de crisis, y que son como ese amigo gorrón al que le dejas quedarse en casa por una noche y al final permanece a tu lado más de un mes.

En nuestro día a día como agentes inmobiliarios, también llaman a nuestra puerta (personal y profesional, porque ambas están íntimamente conectadas). Cuando lo hacen, toman la forma de barreras aparentemente sólidas que poco a poco nos separan de cumplir nuestro sueño de ser el mejor agente inmobiliario.

Mente inmobiliaria

Barrera a superar nº 1: Ausencia de actitud

O lo que es lo mismo. Te regodeas en afrontar los problemas, las situaciones y los hechos, a la defensiva. Cruzándote de brazos, por ejemplo, cuando entablas una conversación.

Barrera a superar nº 2: Crees que todo es imposible

Es imposible que yo haga esto. Es imposible que consiga lo otro. ¿Todos es imposible? Entonces, ¿por qué otros lo consiguen?

Barrera a superar nº 3: Indecisión

Toca el reloj y piensas: 5 minutos más. Ves una oportunidad para ser un mejor agente inmobiliario y piensas: otra saldrá. Amigo, los trenes pasan y no vuelven atrás. No comprar el ticket tiene una motivación más profunda: miedo a salir del confort en el que estamos inmersos.

Barrera a superar nº 4: ¿Sacrificarme yo?

¿Sueñas? Euromillón... Claro. El error de concepto, digo. Si piensas que con dejarlo todo al azar tienes la vida resuelta, perdona que sea crudo: te va a ir mal. Sin anestesia.

Barrera a superar nº 5: Observar de lejos...en exceso

¿Te pasas el día mirando Facebook o Instagram? Todos parecen tener una vida emocionante y exitosa, ¿verdad? ¿Y dónde estás tú? Al otro lado, mirando. Sin ver.

Barrera a superar nº 6: El foco equivocado

Tengo una hipoteca. Tengo que pagar la deuda. Tengo que cumplir las expectativas. Tengo que...Perdona. Te has convertido en un zombie.

Barrera a superar nº 7: El mundo no te observa

Tranquilo. El manido complot del universo para hacerte fracasar tiene otros cosas importantes por resolver...

Barrera a superar nº 8: Lo que haces no te apasiona

No, si esto a mí me gusta. ¡Cuántas veces he oído esto de la boca de alguien triste y con un cuerpo apagado (comunicativamente)! Llamas a ser agente inmobiliario 'esto'. ¿Qué es esto, te pregunto mientras clavo mi mirada en tu pupila (azul)? Esto eres tú.

Barrera a superar nº 9: Cuidado, ¡Ego!

Dices que no tienes un blog inmobiliario porque si publicaras todo lo que sabes... Ehem... Vives en el mundo interconectado... ehem. Por si no te habías percatado. ¿Sabías que la pólvora la inventaron los chinos? ¡Qué tíos!

Barrera a superar nº 10: Hablas sin actuar

Voy a... Hay que... A ver si... La próxima vez... Te suenan familiares, ¿verdad?

Vale. Hasta aquí las malas noticias. Ahora empieza lo bueno. Me estás leyendo, así que doy por supuesto que estás dispuesto a coger pico y pala, y pin-pan, pin-pan, para llegar a tu sueño como agente inmobiliario. ¿Cuál es?

¡Espera! No me lo digas. Aún ;).

Antes de que todo se precipite, te quiero felicitar. Tu actitud de cambio, de permeabilidad, hará posible tu éxito.

No te quiero engañar. Lo fácil y rápido, no existe. Y si te lo prometen, desconfía. Todos los grandes hombres han trabajado duro para alcanzar sus metas. A ti te va a suceder lo mismo. A mí me sucedió igual. De hecho, aún estoy inmerso en esta carrera de fondo (he decidido compartirla contigo, por si en algún momento te aporto algo).

Todos los grandes hombres tienen algo en común: miraron de frente las barreras que surgían ante ellos, las estudiaron, y encontraron la forma de derribarlas y seguir adelante.

Hoy, tú vas a comenzar a echar por tierra tus límites.

Frases inmobiliarias

Las 10 oportunidades que te acercarán a tus sueños inmobiliarios hoy

Oportunidad a alcanzar nº 1: Soy pura actitud

O lo que es lo mismo. Al mal tiempo, la mejor cara. ¿Que no se soluciona? Insisto. Ante cualquier oportunidad de aprender, abro mi mente, y me acerco a la fuente.

Oportunidad a alcanzar nº 2: Todo es posible

Puedo hacerlo. Y lo haré. Me costará más o menos. De las más difíciles, más aprenderé. Otros lo consiguen, así que yo no voy a ser menos.

Oportunidad a alcanzar nº 3: Me levanto y ando

Invierno. Toca el reloj y piensas: 5 minutos más para aprovechar el día. Por ejemplo, voy a dar un paseo por el barrio, a ver qué hay a estas horas (además de un frío que pela) y así, cuando tenga una visita podré contárselo a la menor oportunidad. Objetivo #superagente, ¡en marcha!

Oportunidad a alcanzar nº 4: Mi rutina, mi esfuerzo

¿Sueñas? La auténtica lotería es encontrar una vocación que te motive a pensar no en son las cinco, me largo, sino en saber que tienes unos objetivos en mente, que para alcanzarlos tienes que dedicar un porcentaje de tu tiempo a escuchar (leer, ver) a tus referentes, y aprender. El tiempo lo manejas tú, no él a ti.  No mires el tiempo que trabajas, sino lo que obtienes de él.

Oportunidad a alcanzar nº 5: Hago que me observen... y observo

Paseas, viajas, hablas, participas, escuchas, ves, observas, lees. Todos son verbos de acción. Publico. También este lo es. Observo. Al final, todos son verbos de acción.

Oportunidad a alcanzar nº 6: El foco adecuado

¿Qué mantenía a salvo a los humanos en The Walking Dead? Atención. Foco. Objetivo. El objetivo de evitar la infección; el foco en el éxito de su misión; la atención para que cualquier zombie colara un mordisco a la menor oportunidad.

Oportunidad a alcanzar nº 7: Soy parte del mundo, y de su éxito

Tú alcanzas el éxito. Tú fracasas. La poética del fracaso guarda un regusto de éxito. ¡Qué perverso, Carlos! Porque te hace ser parte de la rueda del mundo. Tu éxito es su éxito. Tu fracaso tuyo, pero también del mundo, que pierde algo de valor.

Oportunidad a alcanzar nº 8: Haces lo que te apasiona

Entonces llega el día en el que no sabes si vives en sábado, lunes, o viernes. Porque todos los días son iguales? ¡No! Porque cada día aprendes, sientes, te implicas, te cabreas, empatizas. Vives. .

Oportunidad a alcanzar nº 9: Ego y Humildad, equilibrio entre el Ying y el Yang

El mejor agente inmobiliario. ¡Aquí! Pero eh, con mis errores y mis patas metidas en algunos barros. La chaqueta limpia, sí, pero porque tengo repuestos a mano.

Oportunidad a alcanzar nº 10: Actúas y das que hablar

He, primera persona del presente simple del verbo haber. Ha, tercera persona del presente simple del mismo verbo.

Me dirás que tienes una personalidad tendente al pesimismo. Tranquilo. Además de las cualidades innatas, hay aptitudes que se entran. Dado que la mano quemada aprende más, te voy a explicar cómo entreno yo para que todo obstáculo que se presenta ante mí, se convierta en una oportunidad.

He aprendido a tomar decisiones. Al principio comento que para mí madurar no tiene nada que ver con los cambios físicos y los emocionales que la naturaleza humana nos provee. Sí, afectan. ¿Pero nos determinan? Yo creo que no. Tomar decisiones entraña riesgos. Asumirlos sí que conlleva madurez. Y actuar a pesar de ellos, aún más. Paso a paso, decisión tras decisión, aprendes.

Soy mi más crítico psicoanalista. Ahora, con la perspectiva del camino recorrido, tengo más capacidad, y más herramientas internas, para identificar rápidamente elementos tóxicos a mi alrededor. Por extraño, o duro, que te parezca, las personas tóxicas existen. Los trabajos tóxicos son reales.

Para enfrentarme a ellos, en mi caso he optado por una rutina conjunta mente-cuerpo (o cuerpo-mente). Tanto monta, monta tanto. Si me sigues en Twitter e Instagram habrás visto que me gusta correr. También viajar. A mí me aportan serenidad, fortaleza, entrenamiento. Y esto lo traslado al día a día laboral. O para  ser más exacto, se refleja.

Y yo, Carlos, después de entrenar, ¿cómo sé si he superado las barreras y las he convertido en oportunidades?

Has entrado en el siguiente nivel. Lo llaman resilencia, esto es, estás capacitado para enfrentar miedos, temores, obstáculos o crisis, y salir de ellas más fuerte.

Así que te propongo que cotejes si eres un agente inmobiliario con esta infografía 😉

Guía para saber si eres un agente inmobiliario con resilencia

infografía resilencia carlos rentalo

Ahora sí, ¿cuál es tu sueño? Compártemelo en un comentario. 

Nos vemos pronto.

Carlos Rentalo.

familia agradecida

Por qué ser agradecido nos hace mejor agente inmobiliario

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

Hace unos días me llegó a través de LinkedIn una historia que me hizo reflexionar. Hablaba una colega de marketing sobre una situación en un hospital que seguro que todos reconocemos como algo que hemos vivido.

familia agradecida

El caso es que esta mamá llevó a su hijo a urgencias. El niño, inquieto, como tiene que ser un niño pequeño que además está incómodo, no paraba de moverse, de jugar con las cosas que tenía mamá para entretenerlo durante la espera en urgencias. Bueno, pues en una de estas, el niño tiró sin querer al suelo el zumo que estaba tomando.

El acto reflejo de toda madre es recoger lo que el niño ha tirado y decirle que eso no está bien. Es parte de la educación del futuro adulto.

Así lo hizo. Se agachó, con un ojo en el niño para que no hiciera más trastadas, y con el otro esforzándose por retirar todo el líquido del suelo. ¿Lo lógico no?

Hasta aquí puedes decir que no hay nada de extraordinario. Paciencia. Vamos al meollo de la cuestión; y el responsable, en buena parte, del artículo de hoy.

Mientras recogía el zumo del suelo, a su alrededor el ambiente la impactó: todos coincidían en señalar que lo dejara, que ya pasaría la señora de la limpieza -siempre es una señora, ¿lo señores no limpiamos o qué?-, que ese es su trabajo, que para eso les estamos pagando.

Efectivamente, la señora de la limpieza llegó y ayudó a la mamá a que el suelo no quedase ni resbaladizo ni pegajoso.

La trabajadora terminó de fregar el suelo y le dio la gracias a la madre, que había actuado rápido para que su trabajo fuera efectivo y rápido. 

La mamá le dio a ella las gracias por hacer su trabajo, que va más allá de limpiar: es mantener la higiene en un foco de infecciones, y no sabemos en qué condiciones.

Estoy completamente de acuerdo con la respuesta y la reflexión de la colega. Sí, puede que sea su trabajo, pero el mío -hablo por ella- es el de educar a mi hijo; si no le enseño que hay cosas que no se pueden hacer, que hay que valorar lo que otras personas hacen, que hay que ser agradecidos con lo que tenemos y con lo que nos ofrecen, no podemos ser buenas personas.

Y si no somos buenas personas, es imposible que seamos buenos profesionales.

Según leía su historia, me iban viniendo a la mente multitud de situaciones similares en mi día a día como agente inmobiliario. Pensé "es un magnífico tema para compartir reflexiones y aprender".

Para hacerlo, he conversado con algunos colegas y amigos para preguntarles si ellos son felices en su trabajo. Yo lo soy, pero quería tener otros punto de vista que me complementasen.

Todos coincidimos en dos ideas: 

  • La felicidad en el trabajo depende de nuestra actitud hacia él
  • Una actitud positiva hacia el trabajo comienza en uno mismo, en saber valorar lo que tenemos y agradecerlo convenientemente.

Tenemos mucho que agradecer

Uno de los hábitos más comunes de los agentes inmobiliarios de éxito es comenzar al día dando las gracias por pequeñas cosas para generar una corriente de energía positiva.

Los agentes inmobiliarios más felices sentimos gratitud por todo. No necesitamos razones concretas para este estado; solo buscamos en la maraña de eventos diarios los motivos para estar agradecidos.

Me dirás que no se te ocurre nada por lo que puedas estar agradecido. Vale. Pues ahora te voy a zarandear (metafóricamente hablando, claro), con una dosis de realidad:

Tienes mucho por lo que estar agradecido.

Venga, para un momento en lo que estés haciendo ahora mismo -leer este artículo 😉 -; cierra los ojos, pon la mente relajada y piensa en cómo es tu día a día:

Tienes clientes que quieren trabajar contigo, que confían en ti, en tu capacidad como inmobiliario.

Trabajas con un equipo de agentes inmobiliarios del que aprendes siempre. Tanto en lo bueno (los éxitos) como en lo malo (los reveses; me niego a decir el fracaso porque no existe el fracaso absoluto. De esto si quieres hablamos en otro momento).

Has progresado en tu carrera profesional gracias a tu esfuerzo, sí, por supuesto, pero también a que tienes jefes que han sabido ver tu talento y todo tu  potencial, que insisto, es infinito.

Has superado momentos muy jodidos. En plata y sin edulcorantes. Que vivir no es sencillo. Y las piedras están ahí. El cómo decidamos superarlas marcará nuestra progresión.

Estás en un sector en el que nunca dejas de formarte, y por extensión, de crecer. Te lo digo por experiencia.

Como sabes si llevas un tiempo leyéndome o siguiendo mi paso por el marketing inmobiliario y la marca personal en las redes sociales, estudié Derecho. Sí, soy leguleyo, pero de los buenos, eh!! De esa etapa de mi vida me he llevado grandes conocimientos de oratoria, y mejores amigos. Tenía claro que lo que a mí gustaba era comunicar y construir nuevas ideas, así que seguí formándome.

A día de hoy, sigo en constante reciclaje de conocimientos, áreas, aptitudes y habilidades. Y todo ello gracias a poder trabajar en el sector inmobiliario.

Hoy puedo decir con orgullo que soy mejor persona y mejor profesional. Y el día de mañana seré aún mejor aprendiendo contigo, lector de este blog personal de marketing inmobiliario.

¿Sigues pensando que no tenemos nada por lo que estar agradecidos?

Entonces sigue leyendo, por favor.

Tienes salud. O si no la tienes, seguro que en tu mente habita la fuerza de voluntad para que la enfermedad, sea cual sea, no corte tus alas. Conozco y he conocido -seguro que alguno me está leyendo, encantado de tenerte aquí, conmigo -, a auténticos héroes.

Tienes grandes amigos que están ahí cuando realmente lo necesitas. ¡Esas cañas para arreglar el mundo... no las cambiaba yo por nada!

Y, por último, en orden, que no en importancia, está la familia. Lo he dicho ya en más de una y dos ocasiones. Su apoyo incondicional es la gasolina que prende nuestra mecha al éxito.

Ahora dime. ¿No tienes nada por lo que puedas dar gracias?

carlos rentalo blog

Sé feliz y serás el mejor agente inmobiliario.

La gratitud sincera puede transformar los trabajos más rutinarios en tareas alegres.

Una aptitud optimista, humilde y agradecida de nuestro día a día como agentes inmobiliarios tiene una gran recompensa: se abren ante nosotros nuevas grandes oportunidades;

a más oportunidades, mayor desarrollo personal;

a través del desarrollo personal derribamos fronteras laborales;

tras los muros que nos imponemos, se abre el camino al éxito como agente inmobiliario.

Aquellos que encaramos el día con espíritu optimista somos más productivos, tenemos más éxito, vamos menos al médico y practicamos más ejercicio físico; practicando nuestras aficiones, nuestra mente libera optimismo... y vuelta a empezar.

Todo esto se reduce a un concepto: la felicidad del asesor inmobiliario.

Sé que los inmobiliarios tenemos nuestros días malos; y, claro, después están los peores. Como creo que la mejor explicación es la del propio ejemplo, os contaré mi secreto, aunque seguro que más de uno ya sabe o intuye por dónde quiero ir.

Si me sigues habitualmente en Twitter o en Instagram sabrás exactamente a lo que me refiero.

Soy agradecido. Siempre. Saber valorar el esfuerzo que realiza una persona no enseña una valiosa lección: decir "muchas gracias" "buen trabajo" "enhorabuena por lo que has conseguido" genera felicidad en tu interlocutor.

Practicarlo es tan sencillo como mirarle a los ojos y darle las gracias. Con sinceridad.

Es emocionante ver el cambio que se produce en la otra persona. Sale de la conversación con unas ganas inmensas de comerse el mundo. ¡Esa es la actitud!

Los pequeños detalles hacia tu equipo les infunden confianza en ellos mismos, y, por lo tanto, trabajarán con una actitud más positiva para alcanzar los objetivos.

Implicar al equipo de agentes inmobiliarios. Para mí es clave dar la palabra a todo el equipo. Desde el puesto de jefe es muy fácil caer en la tentación de imponer nuestro punto de vista.

Cuando tengamos razón, demos argumentos; pero siempre debemos dejar un pequeño espacio para conocer otros puntos de vista, replantearnos lo que creemos que es cierto. Solo así podemos avanzar.

El hecho de dejar que tu equipo haga propuestas, se les escuche, y si es una buena propuesta, se vaya adelante con ella, hace que el equipo se sienta parte del proyecto. Su actitud es más positiva, está más motivado y los resultados son extraordinarios.

A lo largo de mi trayectoria como agente inmobiliario he buscado siempre a referentes que muestren estas dos actitudes:

  • Reconocen el buen trabajo de los otros agentes inmobiliarios con los que colaboran.
  • Están acostumbrados a recibirte con una sonrisa e incluso con un abrazo cuando te ven.

Trabajo día a día en ello para llegar a ser como ellos. Y, si puedo, ser incluso mejor.

La humildad me hace aún más grande. Reconozcámoslo. Todos cometemos errores. De nada nos sirve lamentarnos, ni buscar excusas ajenas.

No existen culpables más allá de ti. Reconocerlo te convierte en un mejor profesional; compartirlo con el equipo y buscar cómo mejorar, en un auténtico líder al que respetar.

La envidia y la infelicidad no tienen cabida en mi día a día. Sé hasta dónde soy capaz de llegar; pero siempre tengo muy presente que en algunas áreas hay profesionales que son mejores que yo en algunas áreas en las que me esfuerzo por mejorar.

Podría optar por mostrarme reacio a reconocer lo que aportan. Sinceramente creo que la envidia genera frustración, y esta, infelicidad.

Yo quiero aprender cada día. Así que prefiero rodearme de los mejores y aprender de ellos que sentarme a mirar cómo evolucionan mientras yo me quedo parado.

carlos rentalo blog frases

En definitiva, alcanzar la meta de ser no un buen agente inmobiliario sino el mejor, pasa, irremediablemente por saber ser agradecidos (con la profesión, con los colegas, con la familia, con los amigos, con los enemigos; con nosotros mismos). Y saber ser agradecidos tiene un importante componente de equilibrio emocional, de gestión de las emociones.

ser mejor agente inmobiliario

Decir que “no” te hará un mejor asesor inmobiliario

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

En este episodio del podcast de la"Academia de Marketing Inmobiliario" de Carlos Rentalo, te hablamos de la gestión del tiempo y cómo ser mejor agente inmobiliario aprendiendo a decir "no".

Suscríbete gratis al podcast Academia de Marketing Inmobiliario, o síguelo en:

iVoox 

Spreaker

 

Todos, tú, yo, alguien cerca de ti, ha vivido situaciones similares:

Un compañero de trabajo, con toda su buena intención de hacer una piña con el equipo, organiza una cena. Tú, en cambio, estás agotado y lo que menos te apetece ahora es salir de copas y brindis con los compañeros que llevas viendo toda la semana;

o simplemente ya tienes otros planes con tu pareja o amigos -los que también hay que cultivar fuera del entorno laboral-.

El compañero, carismático él, y con esa sonrisa y esos abrazos ha desplegado todo su encanto para camelarte y hacer que des la temida respuesta: "va, venga, voy". Quizás tu mente se engañe pensando que total, vas a estar un rato por cumplir y a la primera oportunidad que se te presente, te largas.

Error, amigo mío. Una vez entras, ya no podrás salir.

O un amigo o un familiar se te acerca en una quedada habitual, te comienza a contar que tiene tal o cual problema, que sabe que tú has pasado por algo similar (¡peligro, nexo emocional!) o trabajas en esto y que a ver si le puedes echar una mano;

Que está muy agobiado, que todo parece estar en su contra... y una larga lista de frases típicas del chantaje emocional.

¿Quién es el valiente que le dice que no?

En estos casos nos encontramos con el dilema personal sobre si aceptar algo en contra de nuestra propia voluntad, o dar la impresión de ser una mala persona, porque oye, pobrecitos, ¿no?

Ahí el compañero que pone toda su buena fe y tiempo en organizar algo, que siempre andamos diciendo que somos como un matrimonio mal avenido, que nunca quedamos para tomar unas copas ni aun cuando cerramos una semana de éxitos de ventas de casas...

¿Cómo no voy a ir?

Ahí el amigo/familiar, que está el hombre todo preocupado...

¿Cómo no voy a ayudarle?

¿Te suenan? ¿Te ha pasado a ti? Compártelo con todos nosotros y así aprendemos unos de otros, ¿te parece?

Decir "no" en el momento adecuado no te convierte en una mala persona sino en una persona sincera. Y la sinceridad es credibilidad.

Sé que es un miedo que muchos de vosotros, como agentes inmobiliarios tenéis y sufrís en vuestro día a día.

Pero piénsalo.

Hay épocas de trabajo como agente inmobiliario en las que decimos que “si” a todo, a cualquier cosa que nos aparece en nuestro día a día; y eso es un gran motivo de distracción.

Toma el control de tu tiempo

Si quieres tener éxito en el sector inmobiliario no puedes agradar a todo el mundo.
Carlos Rentalo

 La realidad es así de directa; así de cruda. No tiene por qué significar colocarte en una posición de lejanía y prepotencia. No. 

Saber decir que no es una forma excelente para ganarte el respeto de los demás, sí, pero sobre todo de ti mismo.

Lo sé. Es una de las palabras más complicadas de decir para un agente inmobiliario que comienza su carrera; y una de las más importantes.

Le llamaban Asertividad

A la capacidad que desarrollamos los hombres para defender nuestros objetivos personales, siempre sin pisar los de los demás -esto es muy importante-, los psicólogos y coaches la llaman asertividad.

Supone marcar unos límites. Decir que no, y hacerlo de forma que no demos opción a una contrarrespuesta.

En definitiva se trata de autoafirmarnos con dignidad, sin agresividad a la hora de defender nuestro punto de vista, pero con firmeza.

La asertividad es fruto de la madurez personal, de la firmeza y del desarrollo de la convicción o autoestima.

Practica hasta que decir no sea un hábito

¿Se puede aprender a ser asertivos? ¡Por supuesto!

Te voy a contar cómo he practicado yo a lo largo de estos años para llegar a donde he llegado, profesional y personalmente.

Cuando comencé como agente inmobiliario, me autoimpuse una metas a corto plazo y otras a largo plazo.

Junto a ellas, me marqué cuáles serían mis prioridades tanto profesionales como personales.

Porque esto va de pararse a pensar qué objetivos tuyos, y solo tuyos, quieres alcanzar para convertirte en un mejor agente inmobiliario. En el mejor.

Para mí, el trabajo no lo es todo, es algo muy importante en mi vida, que me apasiona, que me aporta, pero lo entiendo como un hito más en esa carrera de fondo que es vivir. Y para vivir, amigo, hay que tener otros relevos además del bastón del trabajo.

Como agente inmobiliario me he tenido que enfrentar en numerosas ocasiones a mí mismo colocado frente al espejo: necesito sacar tiempo libre para mí, para mi familia, para mis amigos.

Da valor a tu tiempo. Es el único bien que tenemos cuando nacemos, y tenemos que aprender a aprovecharlo al cien por cien.

¿Que cuesta? ¡Claro! Nadie dijo que vivir fuera fácil. Ni aún en aquel paraíso que nos cuentan.

Piensa lo que te cuesta tener tiempo libre para ti y tu familia. Lo reitero. Dar el valor que tiene a tu tiempo te va a ayudar a centrar tu foco mucho más allá del día a día, pero también en tu jornada.

Gracias al esfuerzo de ponerme metas y objetivos,  gané seguridad y confianza en mí mismo.

Obtener la credibilidad, la notoriedad y el prestigio fueron las consecuencias lógicas de ese trabajo de años, no mucho, la verdad, pero sí los suficientes para estar agradecido con aquel Carlos Rentalo de hace unos años que tomó una decisión difícil. Acertó.

Segmentar tus objetivos, tu tiempo, tus recursos tienen otro gran beneficio: potencias tu especialización.

Soy un firme creyente del agente inmobiliario especialista. Cuanto más segmentes tu marketing, tus servicios, tu público objetivo mucho mejor. Aprender a decir que no a clientes, inversores, negocios y oportunidades te ayudará a destacar en tus verdaderas fortalezas y puntos fuertes.

En el sector inmobiliario de saber cualificar el contacto. Hay que saber detectar las necesidades del cliente, saber hacer preguntas y situarlo en una posición de atención. Clasificarlo por niveles de compra o venta, tipo a, b y c en función de la necesidad.

Hay contactos que tienes que decir que no porque no les puedes ayudar porque no eres un especialista en esa zona y lo pasas a un colega o no trabajas con él porque no tiene tus valores ni respeta tus condiciones.

Pero sobre todo, no te comprometas si sabes que no podrás ofrecer toda tu atención y dedicación.

Guión para conseguir decir que no y ser un mejor asesor inmobiliario, espero que este os sea de utilidad:

  • Traza un plan de acción realista y ambicioso.
  • Entrena cada día como si de un gimnasio mental se tratara (para ello al final del artículo te he preparado un bonus extra 😉 ).
  • Busca siempre el lado positivo de todo lo que ocurre (todo pasa por algo, y ese algo es obtener una valiosa lección).
  • Repite una y otra vez que los obstáculos siempre tienen un punto débil por el que puedes atravesar.
  • Todo lo que hago, lo comienzo por mí mismo. Si beneficia a terceras personas, perfecto. Si lo toman como algo negativo, una pena.

Gestionar tu tiempo te coloca en un punto ventajoso en la casilla de salida de tu carrera como asesor inmobiliario.

La actitud positiva hace que las cosas pasen.

Se trata de mantener una actitud positiva.

¿Que qué hago yo para mantener una actitud positiva duradera?

Una vez ganas confianza en ti mismo y en tus posibilidades, créeme, conoces muy bien cuáles son tus limitaciones.

Aprende a asimilarlas. No vas a poder controlar todo, pero todo lo que puedes controlar, mejor tenerlo amarrado.

Si te focalizas en lo que no puedes controlar estarás malgastando una energía valiosísima para otras tareas.

A ver, nadie es perfecto, y siempre hay miedos, dudas, en definitiva, aspectos negativos que en un momento dado llegan a nuestra mente. Somos humanos, no máquinas, y sentimos.

Me gusta repetirme que las experiencias no son ni buenas ni malas sino que somos nosotros quienes las teñimos según esté nuestra mente en ese momento.

Tenemos el poder de vestir del color que queramos cada vivencia. Yo no sé vosotros, pero me quedo con los verdes, los naranjas... en resumen, con colores vivos, positivos.

Este es un dicho que siempre he oído de pequeño en casa. Y tienen más razón que un santo.

En tanto no te valores a ti mismo, poco o nada vas a impactar a los demás. Y esto es válido tanto en lo profesional como en lo personal.

Que llegan. Claro que sí. Por eso es bueno rodearse de personas en las que puedas confiar ciegamente en un momento dado: familia, amigos, colegas, lectores...

Compartir y ayudar fortalecen las relaciones, y aunque no lo creas, son auténticas inyecciones de moral pues te ves a ti no como una persona débil que depende de los demás sino como alguien que ante una duda, consulta, aprende y actúa por sí mismo.

La vida es cambio. ¡Qué aburrido sería si no lo fuera! Todos cambiamos con el tiempo y las vivencias. Es nuestro derecho a aprender, a errar y a avanzar.

Piensa en todos los cambios en positivo. ¿A que de todos sacaste algo valioso? ¡Esa es la actitud!

Al final de este artículo, mi objetivo es que tú, sí tú, lector, reflexiones sobre tu propia capacidad para decir no.

La autoevaluación es dura, sí, claro. Pero piensa en todo lo que estás aprendiendo sobre ti mismo.

Quizás no hoy, puede que mañana tampoco, pero en el medio plazo, serás el mejor agente inmobiliario, capaz de ver qué cliente es el que te chupa la energía, cuál el que te va a enseñar algo muy valioso y quién te va a dar la oportunidad de hacer una buena captación.

Todo es cuestión de actitud. La actitud hace que las cosas pasen.

Así que ponte manos a la obra, que el tiempo pasa y ya sabes que no regresa.

Para todos aquellos que habéis llegado hasta este punto y seguido, os dejo un bonus: una técnica para entrenar la asertividad con un toque muy didáctico.

perseverancia del agente inmobiliario

Las 3 charlas TED que todo agente inmobiliario debería ver

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario



Ver charlas TED es una de las mejores formas de motivar y aportar nuevas perspectivas en tu carrera como agente inmobiliario. Ser agente inmobiliario es en ocasiones muy duro. Hay veces que tienes que superar respuestas negativas a tus propuestas de servicios, ofertas y recomendaciones.

Por ello, saber gestionar las emociones y tener siempre en mente cuál es nuestra meta, nos ayuda a ver estos momentos duros como fuente de aprendizaje. Quizás sea una obviedad, pero de todo se aprende.

Y de lo que nos cuesta, nos hace dudar o nos pone contra las cuerdas, es, paradójicamente, de lo que más aprendemos. Seguro que a ti te ha pasado.

Por otro lado, ser agente inmobiliario también tiene muchas cosas positivas. Una de las que más satisface es conseguir vender una casa y hacer feliz a la familia que vende y a la que compra.

Posiblemente es la inversión más importante que hace una familia y tú tienes que estar a la altura de la confianza depositada en ti. Para ellos tú eres su punto de referencia, su faro en este paso en sus vidas.

Pero hay algo que tienes que tener siempre muy claro. Un agente inmobiliario no es una máquina, y no puedes estar los 365 días del año motivado y optimista como algunos aparentan en Facebook.

Somos humanos y también pasamos por momentos difíciles.



Tuitéalo

Cuando pasas por una mala racha necesitas una fuente de motivación e inspiración. Todos buscamos ese algo que nos recarga las pilas.

Por eso os he seleccionado estas tres charlas del movimiento TED. Para quienes no los conozcáis, las charlas TED son coloquios y exposiciones de gente que tiene algo que aportar a los demás.

Personalmente, las tres charlas que os traigo en este artículo son especialmente poderosas. Créeme. Te ayudarán a recuperar toda tu “magia”.

Escucha con atención. Y si las ves, piensa que también puedes aprender, y mucho de cómo comunican. Porque sí, un agente inmobiliario trabaja estrechamente con la comunicación. Pero me estoy adelantando. Vamos con ellas.

Angela Lee Duckworth: ¿La clave del éxito? Determinación

Después de dejar su trabajo, Angela Lee Duckworth se dio cuenta que para alcanzar el éxito la inteligencia no lo es todo.

¿Sorprendido? Pues sigue leyendo.

Durante esta interesantísimas charla, Angela explica su teoría de la determinación como clave del éxito.

La determinación es la pasión y perseverancia para conseguir las metas a largo plazo.

La determinación es la pasión y perseverancia para conseguir las metas a largo plazo.



Tuitéalo

La determinación es vivir la vida como si fuera una maratón, no una carrera a toda velocidad. Esta no es una frase mía. Pero quiero apropiarme de ella para transmitirte todo lo que ella me ha transmitido a mí con su charla.

Sin pasión o perseverancia, lograr metas a largo plazo es más complicado. Y la vida en sí ya es complicada como para no poner toda nuestra carne en el asador de las metas personales. ¿No crees?

Para ello, es clave desarrollar lo que Ángela llama mentalidad de crecimiento. Creer que la habilidad para aprender no es fija, ni está determinada por el talento.

Te estarás preguntando cómo puedes tú conseguir eso de una mentalidad de crecimiento. Veámoslo.

Pasos para desarrollar una Mentalidad de Crecimiento como agente inmobiliario

1. Mantén siempre tu cerebro activo

Para ayudarte en este primer paso, quiero que te respondas a esta pregunta: ¿Cuál es tu rutina de información?

Te doy un par de minutos para que lo pienses y te respondas a ti mismo.

¿Ya? Pues siento decirte que si sigues siempre la misma rutina, tienes que tirarlo todo por la borda. Busca nuevas formas, nuevos canales, nuevas fuentes para recibir y absorber información.

En definitiva, entrena tu cerebro para mantenerlo abierto a nuevas cosas que están por llegar.

2. Pensamiento crítico

Ahora que ya tienes tu cerebro a la expectativa de nuevos conocimientos, de nuevas personas. Muévete al siguiente hito.

Sé crítico con lo que tú sabes, y con todo lo que absorbes. Ser crítico es evaluar y valorar con argumentos.

Practica con temas que domines. Verás cómo aunque sepamos mucho de un tema en concreto, si le damos la vuelta, podemos toparnos con falta de buenos argumentos para rebatirlos.

Sí, tocará volver a informarse, leer, escuchar… pero ahora ya con la mente abierta.

3. ¿Trabajar solo? Mejor en compañía

Somos seres sociales. Es parte de lo que nos diferencia (aparentemente) de los animales. Si estás atascado, o te sientes frustrado, ponte manos a la obra.

Pedir ayuda no te hace débil, sino que te convierte en alguien más fuerte.

4. Error = aprendizaje

Permíteme…que insista. La ciencia llega al conocimiento a base de prueba y error.

Testa. Testa. Testa. Analiza. Analiza. Analiza.

Y ahora ya, a aprender. Con paciencia, constancia y perseverancia, los premios llegan.

5. Gana confianza en ti mismo

Lo veremos en las siguientes charlas que os propongo. La actitud es el aire para alcanzar el éxito.

Sé inconformista. Sé rebelde, y confía en que con una mentalidad abierta, y grandes dosis de perseverancia, serás el mejor agente inmobiliario.

Si quieres profundizar un poco más en este concepto de la mentalidad del crecimiento, te recomiendo que le dediques unos minutos a esta charla de Carol Dweck ( Diferencia entre “Todavía No” y “No” – Carol Dweck: Mentalidad de estar en Proceso.

Creo que te puede ayudar. Para mí, desde luego ha supuesto todo un revulsivo.

Es el esfuerzo que cada uno de nosotros ponemos el que hace que ese motor se mueva. Porque el fallo no es una condición permanente, tenemos que insistir una y otra vez, hasta que damos con esa pieza que hace que todo fluya de nuevo.

Tenemos que estar dispuestos a fallar, a equivocarnos. Comenzar de nuevo con los errores cometidos en la maleta nos recordarán qué hicimos bien y qué podemos mejorar.

Si quieres ser un agente inmobiliario de éxito tienes que ser determinado y perseverante.




Celeste Headlee: 10 reglas para conversar mejor



Tu comunicación es absolutamente fundamental para tu éxito.

Muchas veces te cuesta comunicarte con los clientes y con otros agentes inmobiliarios. A todos nos ha pasado alguna vez.

No te preocupes. Existe un método que te puede ayudar a ser el mejor conversador, y nos lo trae Celeste, una periodista radiofónica que comparte en esta charla la receta que a ella le ha dado la oportunidad de generar excelentes conversaciones.

La idea principal con la que quiero que abandones la lectura de este artículo es que saber escuchar es el ingrediente más importante para un agente inmobiliario.

La conversación es un equilibrio perfecto entre escuchar y hablar

Escuchando lo que esperan de su nueva casa los futuros propietarios, en nuestra mente se activarán sensores invisibles, y cuando pensemos en qué propiedad puede ser la perfecta, nos vendrá sola a la mente.

A través de la escucha activa -como dice Celeste, estar con los 5 sentidos en la conversación-, tendremos la oportunidad de conocer a increíbles personas. Es algo de lo que siempre estaré agradecido como agente inmobiliario.

Porque los clientes son personas. Nosotros somos personas. Y tenemos que aprender a comunicarnos con las personas. Tan sencillo, y tan complejo. Así que no perdáis de vista esta charla TED.

Recuerda: Ten interés en las personas.

Si no prestas realmente atención, si no escuchas, entonces no estás conversando.

Lo más importante: prepárate para asombrarte.



Kelly McGonigal: Cómo convertir al estrés en tu amigo



Conozco muchos agentes inmobiliarios muy ocupados y el estrés es inevitable. Es parte de nuestra realidad.

Trabajar con personas genera en ocasiones mucha tensión y situaciones que parecen difícil de superar.

Por eso, hoy os quiero animar a escuchar a la psicóloga Kelly. Su charla es sorprendente. El título ya nos lo dice todo: cómo hacer del estrés un aliado.

Pensarás que me he vuelto loco. Pero escucha atentamente a esta psicóloga, y cómo descubrió que no todo el estrés es malo. A través de su experiencia, ella nos anima a verlo de forma positiva para conseguir que sea no un freno sino un impulsor.

¿No me crees?

Lo primero de todo, y antes de comenzar a ver o escuchar, dedica unos segundos a abrir tu mente y cambiar la perspectiva con la que enfocas al estrés.

Piensa en cómo actúas tú cuando te sientes estresado.

¿Eres de los que se encierra en sí mismo? ¿O buscas a ese alguien que te apoya siempre?

Según Kelly, el estrés es un auténtico favorecedor de las relaciones sociales. ¿Quieres saber cómo? Escucha. Escucha.

Después de la charla verás si eres capaz incluso de hacerte amigo del estrés.



CONCLUSIÓN

Cuando estoy esperando el autobús o voy en metro, aprovecho para ver una charla TED como estas que os propongo hoy.

Intenta transformar el tiempo “muerto” en productivo y creativo viendo una charla por día. Verás que extraes mucho jugo a esos tiempos que antes perdías. También te digo, que llegan a enganchar.

Mentalidad fija o mentalidad de crecimiento, ¿con cual te identificas tú



Son auténticos comunicadores. Ejemplos como ellos nos aportan mucho tan solo observando sus movimientos, sus expresiones, lo que dicen o cómo lo dicen.

Ahora es tu turno. ¿Cuáles son tus charlas TED favoritas? ¿Hay alguna que te ha cambiado en tu carrera inmobiliaria?

Compártelas con todos nosotros en los comentarios. Estamos deseando descubrir cosas nuevas.

Cómo Crear tu Marca Personal Inmobiliaria

By Carlosrentalo | Agente Inmobiliario

Durante mi última consultoría inmobiliaria en Madrid, pude sentir que una de las preocupaciones más importantes de los agentes inmobiliarios, es la imagen que transmiten y cómo construir una marca personal inmobiliaria.

Sé que no es nada fácil la construcción de una marca personal, pero con los tips correctos, es el mejor plan que puedes llevar adelante. Aquí desarrollé una guía simple, que desarrollé a través de los años.

Colegas, comparto con vosotros, una guía para potenciar tu marca inmobiliaria personal.Continuar leyendo